Por Weildler Guerra y Tivi López.

El chipichipi es llamado pichipichi en La Guajira y ripiripi en la lengua de los wayuu. Es un bivalvo que aparece en los estudios arqueológicos como un alimento que se consumía ya en tiempos prehispánicos en la península.

Según los arqueólogos Mario Sanoja e Iraida Vargas [1] la recolección de conchas marinas era importante en la dieta alimenticia de los habitantes de la costa oriental de la península siendo la especie más recolectada la Donax denticulatus, conocida como chipichipi. Las conchas de ese bivalvo están en toneladas en todos los sitios antiguos ocupados por humanos en las costas del Caribe. El consumo de bivalvos era complementado con el cultivo del maíz, conclusión arrojada por la aparición de manos de moler y metates en los lugares estudiados. Con derivados del maíz como el bollo o la arepa se sigue consumiendo muchos siglos después en los asentamientos costeros de ese territorio dividido entre dos países Colombia y Venezuela.

La forma en que lo presentaremos hoy es oportuna para consumir en la Semana Santa, pues coincide con la abundancia de este bivalvo en el litoral arenoso de La Guajira durante los meses de marzo y abril. La recolección del ripiripi o pichipichi es efectuada por las mujeres y los niños indígenas, quienes reúnen estos bivalvos en baldes, pocillos, poncheras u otros recipientes. Extraerlos de la arena suele hacerse muy temprano y no se prolonga demasiado tiempo por el temor a la capacidad que se atribuye al “chipichipi” de fecundar a una mujer que se excede en su recolección. Parte de lo recolectado va al consumo de la familia y cuando hay excedentes se destinan a la venta en los centros urbanos como Riohacha en donde lo ofrecen las marchantas indígenas ya separados de sus conchas o dentro de estas la que es la mejor forma para poder obtener el tenue sabor a mar que le es propio.

El chipichipi es percibido por los wayuu como un ser del universo marino que vive en colectividad. Constituye una especie de pequeño ganado del litoral que tiene un pastor llamado kashotolü, parecido a un pequeño morrocoy, que siempre está a su lado, pues su misión es pastorearlo.

Antiguamente una forma de cocinar el pichipichi era con grasa de tortuga. Hoy suele prepararse en arroz, en salpicón o, combinado con huevos revueltos para consumir al desayuno. En la semidesértica costa del litoral en donde se concentraba las pesquerías de perlas se disponía de abundantes carnes derivadas de estas conchas marinas tales como almejas, ostras perlíferas, pepitonas, en contraste, se disponía de pocas hortalizas como cebollas y tomates lo que llevaba a combinar los huevos del desayuno principalmente con bivalvos como el chipichipi.

Chipichipi o pichipichi.

Los ingredientes para este plato son: chipichipi o pichipichi, huevos, sal, aceite vegetal, pimienta. Cocinamos el pichipichi por cinco minutos, dejamos reposar y lavamos el pichi para quitarle la arena. en algunas variantes puede agregársele cebollín u otro vegetal de sabor ligero.

Ingredientes.

En un caldero agregamos el aceite con el pichi y mezclamos.

Cocinando el pichipichi.

A continuación, empleamos una taza del agua que habíamos reservado y la añadimos gradualmente. El agua le da el sabor natural del bivalvo.

Añadiendo el agua reservada.

Una vez la haya absorbido batimos los huevos y los agregamos, mezclándolos hasta lograr la consistencia deseada.

Batir y agregar los huevos.

Este plato se sirve usualmente al desayuno acompañado de arepas o bollos de maíz. Y al comerlo podemos evocar entonces los históricos tiempos de las pesquerías.

Huevos con pichipichi o chipichipi.

Mesa servida.

Plato servido.

[1] Sanoja, M., y Vargas, I., (1979). Antiguas formaciones y modos de producción Venezolanos. Caracas: Monte Ávila.

Contenido sugerido: