La parte exterior del hospital Nuestra Señora de los Remedios fue cerrada por la administración distrital de Riohacha con el fin de proteger a la comunidad de vendedores sobre un posible contagio de la COVID-19.

«Nos acogemos a todas las normas que sean necesarias para la prevención del coronavirus, hoy la administración distrital ha dispuesto colocar un cerramiento con una cinta de protección a los alrededores del hospital, mientras seguimos en nuestra labor de proteger y cuidar a la comunidad y evitar más casos en el distrito», manifestó la gerente Mariangélica Martínez Camacho.

Dijo que también se hizo teniendo en cuenta la alerta naranja que se declaró en el departamento de La Guajira por el avance en los casos de COVID-19 que suman 226.

El personal del centro asistencial acompañó la actividad con jornadas de pedagogía y sensibilización dirigida a las personas que tienen puestos de comida o ventas alrededor del hospital.

“Algunas de estas  personas sufren de  enfermedades pre existente y de avanzada edad por lo que tienen  un alto riesgo de contraer la COVID-19”, indicó.

La Administración Temporal del Sector Salud de La Guajira declaró la alerta naranja hospitalaria por incremento de casos de COVID-19 en el departamento y  por la ocupación de la capacidad instalada, así como el número de camas disponible de UCI para atender pacientes con el coronavirus.