*Las opiniones expresadas en este espacio son responsabilidad de sus creadores y no reflejan la posición editorial de revistaentornos.com

Por Amylkar D. Acosta M. – Exministro de Minas y Energía y Miembro de número de la ACCE.

Nos duele la partida de nuestro amigo, el abogado, líder social y político de Maicao, exalcalde de este municipio fronterizo y exdiputado de La Guajira, Escolástico Narváez Caballero. También él fue víctima de ese enemigo invisible y traicionero que nos ha arrebatado a tantos amigos y familiares, la covid-19.

Escolástico fue en vida un gran luchador, abanderado siempre del ideario liberal y junto con Manenchi y Carlos Gómez Brito, que también se nos fueron prematuramente, así como Roberto Gutiérrez, Límbano Díaz y Edgar Ferrucho integraban un grupo progresista y activista, siempre presto a defender a los más vulnerables.

Lea también:

Desde que egresó de la Universidad Libre de Barranquilla y se tituló en su Facultad de Derecho, puso su cartón al servicio de los más desvalidos, así no tuvieran con qué pagarle sus honorarios. Su bufete de abogado Operadores Jurídicos Empresariales, fue el receptáculo de las quejas y reclamos de los más humildes ciudadanos, apoderándolos para defender sus derechos conculcados. En su afán de divulgar y propagar las ideas liberales, de la que era su portaestandarte, fungió también como director de las emisoras 560 AM y Olímpica Estéreo.

Su vida se partió en dos hace quince años, cuando perecieron en un aparatoso accidente automovilístico en la vía que Riohacha – Maicao su esposa y dos de sus hijas. Su vida a partir de entonces no volvió a ser la misma. Le expresamos nuestras sentidas condolencias a sus familiares, en especial a su hijo que le sobrevive Arnold. Paz en su tumba.

www.amylkaracosta.net