En el departamento de La Guajira, la comunidad de Patilla y Cerrejón inauguraron el nuevo cementerio y un tanque elevado con capacidad de almacenar 40.000 litros de agua para beneficio de sus habitantes.

Estas obras son resultado del trabajo conjunto de la empresa con los miembros del reasentamiento, bajo la coordinación y liderazgo de la Junta de Acción Comunal, participaron durante las fases de definición y ejecución de las actividades.

Contenido sugerido:

Los proyectos terminados y entregados constituyen una inversión que beneficia a las 46 familias residentes en el reasentamiento, quienes manifestaron a la empresa carbonífera la necesidad tanto de independizar la línea de distribución de agua, de manera que pudieran acceder a un servicio eficiente y con calidad, como de adecuar el cementerio con la construcción de 48 bóvedas.

Iniciativas como estas fortalecen la autogestión de la comunidad ya que representan una oportunidad de empleabilidad y capacitación para quienes participan en la ejecución y, permiten el fortalecimiento de la Junta de Acción Comunal como organización social comunitaria.

Vicente Berardinelli, presidente de la Junta de Acción Comunal de Patilla y arquitecto ejecutor manifestó: “En esta obra, en la que se tuvo un proceso de aproximadamente dos años, donde pudimos darnos cuenta de que, por medio del empoderamiento de las comunidades, podemos sacar adelante este tipo de iniciativas que nos brindan un autodesarrollo para poder crecer como comunidad. De parte de Cerrejón tuvimos el acompañamiento inicial en la fase exploratoria, de viabilidad del proyecto y estudios técnicos para la ejecución de la obra”.

Asimismo, Carlos Julio Carrillo, miembro de la comunidad de Patilla, expresó sus agradecimientos: “Me siento muy satisfecho con lo que ha dado Cerrejón. Con las obras que ahorita nos entregan, es un beneficio que sí nos está dando resultado. El cementerio lo necesitamos porque, en esta pandemia, no sabemos el momento que nos toca ocupar. El tanque ha sido una bendición, ahora tenemos agua constante y estamos tratando de tener un manejo adecuado para que todo funcione bien, porque uno como comunidad tiene que cuidar ese beneficio”.

El reasentamiento de Patilla, ubicado en la jurisdicción del municipio de Barrancas, se realizó en 2012 luego de surtir las etapas para la reubicación desde el sitio de origen que incluyeron, entre otras acciones, un censo poblacional, el levantamiento topográfico y los acuerdos conjuntos para la definición del predio que se han implementado en el lugar de destino, cumpliendo con la normatividad nacional y los lineamientos internacionales establecidos para estos procesos.

“El desarrollo de obras como estas que se entregan en Patilla, ejecutadas de manera conjunta y participativa, a pesar de los desafíos del entorno por cuenta de la pandemia, son un gran logro  para para Cerrejón y la comunidad. Generamos valor al adaptar una iniciativa que permite mejorar la calidad de vida de las personas que hacen parte de este reasentamiento y corrobora el compromiso de la compañía por apoyar a las comunidades y a La Guajira”, concluyó Juan Carlos García Otero, gerente de Asuntos Sociales de Cerrejón.