El ministro de Salud, Fernando Ruíz, advirtió que las pruebas rápidas no sirven para diagnosticar el COVID-19 y que está prohibido utilizar anticuerpos como tamizaje en Colombia.

La afirmación la hizo en el debate de control político en la Comisión Séptima de la Cámara de Representantes donde se hicieron fuertes cuestionamientos porque algunos laboratorios están ofreciendo las pruebas rápidas o de anticuerpos, que son las mismas de sangre para diagnosticar el COVID-19, cuando en realidad estas no son efectivas.

“No hemos validado desde el Instituto pruebas de anticuerpos que sean validadas como efectivas, esas pruebas que se hacen tienen efectivamente dificultades y obviamente no podemos poner un policía detrás de cada laboratorio, pero hemos mandado todos los mensajes y las normas están claras y precisas frente a ello”, aseguró el funcionario.

A pesar de esto el mismo Ministerio estableció hace poco que estas pruebas tendrían un precio máximo de $60 mil y ha permitido que algunos laboratorios las hagan.