Ante la crisis de agua que registra el municipio de Hatonuevo el alcalde Luis Arturo Palmezano Rivero, declaró la calamidad pública con el fin de  garantizar el derecho de la comunidad al recurso hídrico y facilitar el acceso a los recursos que se requieran para tal fin.

La medida se tomó, luego de que el Comité Municipal de Riesgo y Desastre diera su voto favorable, mediante decreto 017 de enero del 2020 y por un periodo de seis meses.

El mandatario afirmó que hay zonas rurales y resguardos indígenas que no han recibido ni una gota de agua y por eso se tomó la determinación de iniciar con un plan de acción para repartir el líquido a través de carrotanques.

El Alcalde señaló, que la causa de la emergencia de falta de agua, de debe a las escasas lluvias en la región “deviniendo en el desabastecimiento y generando múltiples solicitudes de apoyo de parte de la empresa prestadoras del servicio público y en general de la población”.

Indicó que ya radicó la declaratoria en el ministerio de Vivienda, en el departamento y en la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo para poder acceder a las ayudas necesarias que permitan atender la emergencia.

Agrega que ésta decisión corresponde a la necesidad de garantizar el interés general y en particular sus manifestaciones en el orden público, la salud de la comunidad, el derecho al goce de un medio sano y el acceso a los servicios públicos domiciliarios.

Los reportes de los consejos municipales de Gestión del Riesgo de Desastres indican que las afectaciones impactan en la población, la infraestructura, la pérdida de cultivos y la muerte de semovientes.