La gestora social de Hatonuevo, Sandra Milena Sáenz Alba, se trasladó hasta la zona rural de este municipio para entregar agua potable a la población educativa, todo esto en pro de propiciar una eficiente reactivación escolar y a su vez, que las comunidades indígenas pudieran contar con elementos de primera necesidad.

Contenido sugerido: 

Sin importar el difícil acceso vial para llegar a las comunidades, la labor de entrega de más de 50 mil litros de agua se cumplió a total satisfacción. La entrega fue realizada por la gestora social Sandra Sáenz, quien gestionó ante el Ejército Nacional la donación de este líquido vital.

En esta oportunidad los beneficiados fueron la Institución Rural de la Cruz y su sede escolar ubicada en la comunidad Cerro Alto; planteles que ya se encuentran volviendo a impartir clases presenciales, por lo cual tener agua es una de las prioridades para ofrecer al alumnado mayor confiabilidad y seguridad en prevención del covid-19.