Tras cuatro años del inicio del proyecto Conservación de Especies Amenazadas con la reproducción en cautiverio del caimán aguja (Crocodylus acutus), Cerrejón logró la anidación de más de 140 huevos de esta especie, los primeros que se obtienen en las instalaciones de su Centro de Rehabilitación de Fauna en La Guajira.

Este proyecto se efectúa con el fin de lograr un repoblamiento de esta especie en zonas estratégicas del Parque Natural Nacional Bahía Portete.

Contenido sugerido:

Se destaca que este proceso es pionero en el departamento y se adelanta como respuesta a la disminución de la población de caimanes aguja en La Guajira.

Según Luis Madriñán, gerente de Gestión Ambiental de Cerrejón, aseguró que “con este programa queremos ir más allá de liderar el proceso reproductivo de esta especie vulnerable. Estamos comprometidos también con la sensibilización de los habitantes locales para proteger a esta especie y que entiendan su importancia biológica y cultural. Este es un logro para toda La Guajira ya que, si culmina con éxito, podremos en unos meses estar liberándolos en un espacio protegido de nuestra region”.

El proceso, que lleva en sus primeras etapas el cortejo, el apareamiento y la anidación, ha sido monitoreado por profesionales de la Fundación Omacha, quienes han seguido de cerca el avance que hoy da como resultado la recolección de los huevos, que ahora están en el periodo de incubación.

La compañía espera que, en unos 90 días, más del 80% de estas crías logren sobrevivir. Las que se desarrollen de manera exitosa, permanecerán en el Centro de Rehabilitación de Fauna de Cerrejón hasta alcanzar la talla y peso adecuados para su posterior liberación.

“Lograr la reproducción en cautiverio, a partir de 8 hembras, es una gran esperanza para la recuperación de la genética de esta especie amenazada y fundamental para los ecosistemas de la Alta Guajira. Los caimanes son de suma importancia por su aporte a la dispersión de materia orgánica que mantiene altas las poblaciones de peces en la zona y, por ende, la oferta alimenticia para las comunidades vecinas al Parque Nacional Bahía Portete, asegurando también parte de su sostenimiento económico, que proviene de la pesca”, afirmó José Gabriel Nisperuza, biólogo coordinador del Centro de Rehabilitación de Fauna y funcionario de la Fundación Omacha.

Cerrejón informó que desde los inicios de los programas de Conservación de la Biodiversidad, ha brindado atención veterinaria y ha liberado más de 10.600 animales entre los que se encuentra una gran variedad de mamíferos, reptiles y aves.

Igualmente, el programa también contempla la reproducción de otras especies como la tortuga hicotea y cuatro especies más de tortugas marinas, en colaboración con entidades como Corpoguajira, Herencia Ambiental Caribe y el Instituto Humboldt.