El coronavirus dejó en evidencia los retos a los que se enfrenta la cadena de suministro mundial en términos de digitalización y ratificó que la tecnología es uno de los principales aceleradores del crecimiento, la eficiencia y la innovación en el mundo empresarial. En cuanto al sector salud, a pesar de que la OMS manifiesta continuamente la importancia que tiene digitalizar estos servicios a través de herramientas de vanguardia, la comunidad médica siente gran frustración al ver bajas inversiones en tecnología, lo que significa que su tiempo debe ser destinado a temas administrativos y no a tareas relacionadas con prestar un mejor servicio a los pacientes, quienes verdaderamente importan. 

Contenido sugerido:

Hacerle frente a una crisis de salud pública como la que vivimos, ha representado estrés, cargas y presiones laborales muy altas que pueden afectar directa o indirectamente el rendimiento del personal clínico, e incluso, complicar el ambiente laboral en los espacios de trabajo. La sobrepoblación de pacientes, por ejemplo, ha complejizado su atención, el manejo de la información y el control de dotaciones al interior de los centros de salud, por lo que apostarle a la diversificación y modernización de la cadena de suministro es fundamental. La tecnología se convierte entonces en un complemento perfecto para aliviar el alto volumen de trabajo y disminuir el peso de la enorme responsabilidad que en este momento recae sobre el personal de salud. 

Los trabajadores de la primera línea del sector salud, merecen contar con soluciones innovadoras que hagan más fácil su día a día 

Son muchas las ventajas que trae invertir en soluciones tecnológicas de calidad. Estas permiten actuar de forma más estratégica y simplifican la comunicación entre empleados en un ámbito que requiere respuesta inmediata, aspectos que además de hacer más integral el cuidado de pacientes, mejoran las experiencias laborales de los trabajadores de primera línea al permitirles agilizar procesos internos y ser más productivos. 

Conocer las verdaderas necesidades del equipo médico y saber lo que requieren para darle un giro a la forma en la que llevan a cabo sus actividades, es fundamental para tomar buenas decisiones y saber cómo destinar los recursos. Según Zebra Technologies, la cadena de suministro del sector salud debe priorizar la inversión en sistemas tales como:  

  • Escáneres de códigos de barras: estos instrumentos le brindan la posibilidad al equipo médico de acceder y confirmar de forma inmediata la identidad, el historial clínico, análisis de diagnóstico y resultados de pacientes para que reciban los tratamientos y medicamentos correctos, reduciéndose el margen de error humano o la pérdida de información 
  • Impresoras móviles: esta herramienta permite la impresión de etiquetas de muestras en cualquier lugar, ya que, al ser especializadas para este sector, cuentan con conexiones inalámbricas y bluetooth, además de ser desarrolladas con materiales y características propias para la industria. 
  • Computadores móviles: facilitan la comunicación por voz, texto y correo electrónico entre colegas en cualquier momento o lugar. Al ser ordenadores móviles de mano garantizan una conexión permanente con la información, agilizan el flujo de trabajo en casos de emergencia y permiten una dinámica de labores colaborativa entre el equipo. Además, aumenta la productividad de los equipos, al disminuir significativamente la necesidad de movilidad de un lugar a otro entre el hospital.  
  • Sistemas de localización en tiempo real (RTLS): posibilitan la localización y redistribución de activos e implementos médicos, además de que permiten la gestión digital de inventarios para identificar e informar automáticamente de la escasez de suministros, lo cual hace más sencilla la captura y el intercambio de datos, e incluso, la toma de decisiones. 
 

La tecnología seduce y engancha a los mejores equipos

Tal y como se analizó, más allá de estar a la vanguardia del sector implementando soluciones innovadoras, trabajar por el capital humano al servicio de la salud debe ser primordial. A través de la digitalización de la cadena de suministro y la inversión en herramientas diseñadas especialmente para el cuidado de la salud, el equipo médico tiene la posibilidad de ser más autónomo, prestar un servicio de primer nivel y elevar su productividad y eficiencia, lo cual además de hacer más competitiva la cadena de suministro, atrae y retiene a los mejores talentos, que al contar con las garantías y herramientas de trabajo adecuadas, podrán vivir mejores experiencias laborales y alcanzar los resultados deseados. 

Fuente: Edelman.