Según la Organización Mundial de la Salud, alrededor de 700.000 muertes anuales son causadas por la venta de medicamentos falsificados. El Instituto Internacional contra la Falsificación de Medicamentos, reveló que después de Asia, América Latina es el segundo continente que más produce y comercializa medicamentos falsos. Colombia está entre los primeros diez países y, en los últimos tres años, el Estado ha ejecutado más de 1.300 acciones para mitigar el contrabando de medicinas en el país.

Este flagelo está azotando al mundo y ningún país es inmune. Es una necesidad casi inmediata consolidar prácticas de trazabilidad de medicamentos en la región para respaldar a actores del sector y entidades regulatorias.

Contenido sugerido:

En 2007, la ley 1122 convirtió al Instituto Nacional de Vigilancia de Medicinas y Alimentos el organismo responsable de regular este sistema de trazabilidad. Además, en 2011 proveedores, distribuidores, farmacias etc, se integraron a un proyecto piloto con la empresa GS1 para visibilizar el impacto de los sistemas de trazabilidad a través de estándares de identificación que reconocen medicamentos a nivel de lote, cajas o hasta unidosis. Aún asi, es vital reforzar las medidas y que las cadenas de suministro cuenten con soluciones de visibilidad de medicamentos y garantizar la seguridad de consumidores.

La industria farmacéutica está comprometida con la protección del paciente

Las etiquetas de identificación y de control de temperatura son las soluciones que a nivel global están usándose para controlar las cadenas de suministro de medicamentos y vacunas. Estas ya están siendo integradas por proveedores y distribuidores para garantizar el seguimiento de medicamentos, desde su fabricación hasta su venta en las farmacias.

También, incluyeron dispositivos como computadores móviles y escáneres de captura que digitalizan los procesos, brindan visibilidad y consolidan la información en una sola plataforma. “Garantizar la calidad de la tecnología en las cadenas de suministro del sector farmacéutico es igual de importante que asegurar la de los suministros o etiquetas del sector. Actualizar las líneas de producción e instalar equipos de codificación e impresión requiere habilidades técnicas, experiencia y dispositivos de primer nivel que ofrezcan impresiones de alta calidad y lectura de códigos de barras 1D y 2D para comprobar la información sobre medicamentos”, dijo Andrés Ávila, gerente del sector salud de Zebra Technologies.

La tecnología es vital para combatir la falsificación y el contrabando

La inversión en soluciones tecnológicas es fundamental para la lucha contra el contrabando y la falsificación de medicamentos y vacunas. Cuando se identifica de dónde proviene una caja de medicamentos o vacunas, se conoce su trayecto y se sabe si cumplieron o no todas las condiciones de manipulación y transporte, el riesgo de vender, comprar o consumir un medicamento falso se reduce. Según el Foro Económico Mundial, el aumento de la trazabilidad en los procedimientos del sector puede disminuir la falsificación de medicinas en más de 200,000 millones de dólares al año.

Identificación, captura y análisis de información: inyección de seguridad para todos los niveles de la cadena de suministro

La digitalización de la cadena de suministro de medicamentos significa seguridad en todas las etapas. Con los códigos de identificación y la captura de datos, es posible identificar todo el ciclo del producto y es posible evitar los errores humanos que se pueden generar en un proceso manual. Escribir información con marcador tal como número de lote, fecha de vencimiento o temperatura, se presta para confusiones. Y aunque se cumpla con la regulación incluyendo la información requerida, no posibilita tener trazabilidad del proceso. Conocer el proceso de producción, manipulación y transporte de los medicamentos y vacunas tiene un impacto que no se compara con nada: salva vidas.

Impulsar la trazabilidad de los productos: un objetivo clave para otros sectores

Las soluciones para la trazabilidad de fármacos pueden beneficiar a otros sectores donde hay riesgo de falsificación o mala manipulación de productos. Un ejemplo es la industria agrícola y de alimentos, que debe garantizar el adecuado manejo de los productos. Solo a través del control de la cadena de suministros y la aplicación de mejores prácticas basadas en datos, las acciones que se tomen en contra de mercados paralelos tendrán mejores resultados.