El servicio de mensajería más popular a nivel mundial, WhatsApp, impondrá nuevos términos y condiciones a sus usuarios, los cuales empezarán a regir desde del 8 de febrero. Conozca aquí los detalles de estas nuevas normas y como afectan al usuario.

Para empezar hay que precisar que quien quiera seguir haciendo uso de manera habitual de esta aplicación debe aceptar estos términos y condiciones, tal como lo anunció esta compañía, después del 8 de febrero los cibernautas deberán actualizar el servicio de mensajería si desean hacer uso del mismo.

Entre las actualizaciones claves de WhatsApp se encuentra que recopilarán más información sobre lo siguiente:

• “El servicio de WhatsApp y cómo tratamos tus datos”.

• “Cómo las empresas pueden usar los servicios alojados de Facebook para almacenar y administrar sus chats de WhatsApp”.

• “Cómo nos asociamos con Facebook para ofrecer integraciones en los productos de las empresas de Facebook”.

¿De qué se tratan estas actualizaciones?

En esencia, básicamente los términos y condiciones señalan que a partir de la fecha mencionada WhatsApp compartirá información personal del usuario con Facebook y otros servicios que maneja el imperio de Mark Zuckerberg.

Por cierto, las actualizaciones coinciden con las nuevas etiquetas que ha colocado la App Store a la aplicación de WhatsApp, advirtiendo que el servicio recolecta contactos, datos comerciales cuando se usa Facebook e, inclusive, la IP, o dirección geográfica del usuario.

“Aunque no uses nuestras opciones relacionadas con la ubicación, usamos la dirección IP y otra información, como los códigos de área de números de teléfono, para estimar cuál es tu ubicación general (por ejemplo, ciudad y país). También usamos la información de tu ubicación con fines de diagnóstico y resolución de problemas”, advierte el archivo de privacidad de la App.

Asimismo, indica que no solo recopilará información del usuario principal, sino también de sus contactos o terceras personas. Apunta que serán reunidos cuando los otros cibernautas tengan interacción con el usuario principal, como conversaciones en grupos, reportes o por los proveedores de servicios de otras empresas distintas a Facebook.

Agregan en sus condiciones que la recopilación de información tiene como finalidad “operar y proporcionar sus servicios, como lo son soporte técnico, completar compras o transacciones”, para, continúan: “Mejorar, corregir y personalizar nuestros servicios, así como conectarlos con los productos de las empresas de Facebook”.

Además, argumentan que la App usará la información para entender cómo se usan sus servicios, para evaluarlos y mejorarlos, realizando investigaciones, así como desarrollando nuevos servicios y funciones o llevar a cabo actividades para resolver problemas de la aplicación.

En conclusión los datos que WhatsApp compartirá con el grupo empresarial Facebook son:

• Información del registro de cuenta, como número de teléfono.

• Información sobre el dispositivo móvil (carga de batería, proveedor de servicios de internet, potencia de la señal, modelo de hardware, sistema operativo, entre otros).

• Información sobre cómo el usuario interactúa con los demás, incluyendo empresas.

• Datos de operaciones.

• Dirección IP.

• Información relacionada con el servicio.

Cibernauta tenga en cuenta que al aceptar los nuevos términos y condiciones, estará dando permiso para que la aplicación o las empresas de Mark Zuckerberg tengan un acceso casi total a sus actividades, las cuales van desde los mensajes de texto, los contactos, sus compras e interacciones con terceros, quedando así expuesto y en estado de vulnerabilidad al no tener privacidad ante el imperio de las redes sociales.

En este sentido, cabe precisar que esta medida no es opcional todos sus usuarios están obligados a aceptarla si desean continuar gozando de sus servicios o por lo contrario deberan pensar en usar otras aplicaciones de mensajería como Line, Telegram, entre otros.