En esta oportunidad la gestora social del municipio de Hatonuevo, Sandra Milena Sáenz Alba, regaló alegría a otra familia de esta población; pues llegó con otra silla de ruedas para cambiarle y mejorarle la calidad de vida a una matrona que por su longevidad hace parte de la historia de esta municipalidad.

Ella es la señora Sara, tiene 105 años y esperó en su residencia ubicada en la calle 17 con carrera 22, junto a su hija Luisa Manuela Vidal, la llegada de la gestora social con su nuevo regalo, que sin duda alguna dará mayor tranquilidad y beneficios al resto de los años que aún tiene por vivir.

Contenido sugerido: 

“Esto es un sentimiento bonito que crece cada día, y que sin duda motiva a seguir trabajando y gestionando elementos que generen calidad de vida y alegrías para los hatonueveros. Esto hace parte de un compromiso del alcalde, mío, que más que compromiso es una pasión que compartimos y nos impulsa a seguir sacando sonrisas. Lideramos una administración incluyente, de todos y para todos y seguiremos llegando a todos esos hogares que necesitan apoyo”, indicó la gestora social Sandra Sáenz.

Agregó: “No hay dicha más hermosa que tener a su ser querido al lado y bien; eso es lo que sienten: Donaldo, Diomel, Edilson, Dilver, Enirian, Dilfa, Duvis y Sara, nos unimos a esa gran felicidad, aportando al bienestar y la salud de los hatonueveros”.