Por Edison Hernandez Pimienta.*

A La Guajira la definimos como el gran centinela norte de la soberanía y el desarrollo de la querida patria colombiana.

La celebración de los 55 años de La Guajira, nos permite exaltar el buen nombre del gestor, padre y primer gobernador del Departamento: José Ignacio Vives Echeverría. Si hubo un parlamentario en las décadas de los 70’s y 80’s, que surgió con el criterio doctrinario que honraba el señorío de la cultura y la hidalguía de su extirpe, fue José Ignacio Vives E.

Político de respetable jerarquía y hombre cívico por excelencia. Líder aguerrido de entrañable virtudes y méritos. Una figura cimera que ya en vida, con el buril de su propia categoría, talló en la intimidad de sus disciplinas el mármol de su memoria.

El 6 de julio de 2007, la patria colombiana perdió una brillante figura.

¡Nacho Vives no fue solamente un buen hijo de Santa Marta y el Magdalena… Lo fue también para Riohacha y La Guajira, para Colombia, América y el mundo!

La Guajira… A sus 55 años como departamento, tiene que seguir adelante apoyándose en la fuerza del corazón, de la ética y la moral. Hace 55 años, La Guajira nació como una nueva entidad politico-administrativa para quedarse anclada en el corazón de Colombia. La Guajira que amaneció este primero de julio de 2020, segura de su porvenir con el concurso de todos sus buenos hijos y el apoyo decisivo de sus gobernantes; debe ser el fruto sazonado de un sólido y equilibrado desarrollo y la obra portentosa de todos y cada uno de nosotros con sentimientos de patria, empeñados en estimular esfuerzos, coordinar aspiraciones e incrementar los más fervientes deseos de la mayoría que creemos con claridad meridiana en el destino de ésta noble tierra.

¡¡¡Despierta guajira del alma… Despertemos hacia unos auténticos valores que propicien cambios profundos y estructurales con honradez, responsabilidad y espíritu de servicio!!!

¡¡¡La Guajira 55 años… Emporio de riquezas para Colombia y el mundo… Y territorio de paz para su gente!!!

 

*Las opiniones expresadas en este espacio son responsabilidad de sus creadores y no reflejan la posición editorial de revistaentornos.com