Cerrejón realizó el encuentro de comodatarios 2022, un espacio anual que permite el acercamiento entre la empresa y las personas que se benefician del uso de predios de la compañía, también brinda conocimiento acerca de los contratos y refuerza el compromiso que tienen con el medio ambiente. Al evento asistieron treinta comodatarios de distintas poblaciones del departamento y representantes de la compañía.

“En esta tierra tengo pasto de corte, yuca, ají, guineo filo, plátano, papaya, ahuyama, ñame, frijol, hay mucha siembra. Yo pienso que cuando Dios le da la oportunidad a uno de que le den tierra como comodatarios no solo hay que sembrar, también es asistir la tierra, porque si uno no le pone amor a las cosas nunca se va a ver la producción, se ve si la cuidamos y sabemos asistir. Yo les digo a los compañeros que aprovechen y  trabajen en algo productivo para ustedes. Gracias por la oportunidad”, mencionó Milciades Rico, comodatario de la zona rural de Albania.

Un comodato es un contrato que se realiza entre dos partes en el que se hace préstamo de un predio al comodatario con el fin de que lo utilice y se beneficie de él por un tiempo determinado. Cerrejón tiene comodatos rurales, en los municipios de Albania, Hatonuevo, Barrancas y Uribia; y urbanos, en los municipios de Albania y Hatonuevo. Para garantizar el uso responsable de la tierra, dentro de las cláusulas del contrato, se contempla la implementación de normas y buenas prácticas ambientales, agrícolas y pecuarias, entre otras.

“Cerrejón reconoce a los hombres y mujeres que hacen un uso responsable de la tierra, y eso es lo que han venido haciendo los treinta comodatarios que nos acompañaron en el encuentro. Nos alegra reconocerlos y contar historias como las de Milciades, Ascanio y Jairo, porque ellos han cuidado, preservado y han hecho próspero el predio que se les entregó. Hoy les recordamos el compromiso que tienen con el medio ambiente y disfrutamos con ellos de cada siembra y proyecto que ejecutan. Esperamos volver a encontrarnos en el 2023 con más historias y mejores prácticas”, concluyó Juan Carlos Garcia Otero, gerente de Asuntos Sociales de Cerrejón.