• – El ministro dio detalles de las características de esta variante, llamó al
    autocuidado y a hacer un rápido diagnóstico.

Fernando Ruiz Gómez, ministro
de Salud y Protección Social, dio a conocer algunas características de la
variante Ómicron y llamó a reforzar el autocuidado, especialmente en esta
época en la que aumentan las interacciones.

Señaló, por ejemplo, que se contagia de cinco a 10 veces más rápido que
Delta, “tiene una capacidad de contagio supremamente grande”.

Asimismo, señaló que el cuadro clínico inicia más temprano y por lo tanto la
persona que es contagiada puede volver a contagiar mucho más rápidamente.
“Ese efecto cascada provoca que se generen picos de contagios muy rápido,
que es lo que hemos visto”, aseguró Ruiz Gómez, al exponer que en Colombia
se venía evidenciando que en Medellín, Cali y Bogotá venían creciendo los
casos con fecha de inicio de síntomas, que es el primer indicador que muestra
crecimiento.

“Esto nos indica que muy seguramente se trata de un pico de variante
Ómicron”, advirtió el ministro.

Medidas

Al ser indagado sobre medidas en diferentes ciudades, el ministro señaló que
está vigente la Resolución 777 en la que se establecen medidas de acuerdo
con el grado de afectación de cada ciudad.
“En la medida en que se genere ese crecimiento seguramente entrarán a
ponerse más estrictos los aforos”, detalló.
Por otra parte, les recordó a los alcaldes y gobernadores que el uso del
tapabocas es obligatorio en todo el territorio nacional y es a todos los
gobernantes los que les corresponde hacer cumplimiento del uso del
tapabocas. “Lo importante es hacer cumplir las medidas para tener la menor
afectación posible”.

Frente a un nuevo confinamiento, señaló que el país tiene un alto nivel de
protección, tanto en vacunación como en inmunidad híbrida (personas que
estuvieron en contacto con el virus), por lo que, en este momento, no se
analizan confinamientos.

En ese sentido, recomendó: “Lo que procede es vacunarse, completar los
esquemas y vacunarse quienes no se hayan vacunado. Necesitamos estar
cerca y ojalá superar el 90 % de la población vacunada”, precisando que frente
a una afectación de baja severidad en mortalidad y hospitalización no tendría
mucho sentido hacer cierres.
Signos de alarma
En cuanto a signos de alarma el ministro destacó que el cuadro de ómicron es
similar a otras variantes, pero se parece más a un resfrío.

“Es muy importante hacer el diagnóstico lo más temprano posible, porque la
carga de virus es menor, por eso puede ser menos severa”.

Asimismo, destacó que lo que se está recomendando es que las personas
apenas sientan que tienen un cuadro gripal, consulten a su EPS y en lo posible
no se movilicen, a no ser que tenga dificultad respiratoria.

“En la medida en que se pueda manejar por teleasistencia”, mejor, dijo el
ministro, al destacar que se espera que en la gran mayoría de casos no se
tenga severidad grave, gracias a los efectos de la vacunación.

Y, finalmente, de cara a las reuniones y celebraciones de fin de año, precisó
que hay que hacerla con tranquilidad y serenidad, pero “no deberíamos buscar
sitios donde haya aglomeración, que nos generará una probabilidad alta de ser
contagiados” y, en el caso de que las reuniones familiares tengan invitados,
es necesario que todos estén vacunados.