A través del liderazgo que ejercen mediante las tiendas comunitarias mujeres rurales de Manaure y Barrancas en La Guajira, impulsan su empoderamiento económico con la comercialización de sus productos, tejiendo así redes de proveeduría en sus comunidades.

En total son 25 mujeres del taller de artesanas Wayuu de la comunidad de Tutchon, municipio de Manaure y 25 integrantes de la Organización de Mujeres Afrocampesinas, África en mi Tierra, en Sabana en Medio, municipio de Barrancas, quienes hacen parte de las dos tiendas comunitarias.

Contenido sugerido:

Adicionalmente a ello, estas mujeres cuentan con internet satelital, equipos de cómputo y formación empresarial para consolidar sus emprendimientos rurales.

El programa de las tiendas comunitarias se da en el marco de la reactivación socioeconómica de Colombia tras la crisis generada por el covid-19 en zonas rurales y rurales dispersas del país, estrategia impulsada por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural; la Vicepresidencia de la República y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo – PNUD.

En estos locales se ofrecen productos de la canasta básica a menores costos, y a su vez, por medio de la activación de redes de abastecimiento comunitario, la conexión a internet, la venta de excedentes de huertas, servicios de fotocopias e impresión para la generación de ingresos y la creación de empleos, contribuyen así a dinamizar la economía local y la seguridad alimentaria.

Los eventos oficiales de entrega tuvieron lugar en las comunidades de Tutchon, en el municipio de Manaure, y Sabana en Medio, en el municipio de Barrancas, y contaron con la participación de lideresas locales; Martha Lucia Rodríguez, ministra (e) de Agricultura y Desarrollo Rural; Gina Pérez, directora de Mujer Rural del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural; Javier Pérez, gerente del Área Reducción de Pobreza e Inequidad del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo PNUD; Néstor Arpushana, autoridad tradicional de la comunidad de Tutchon; e Iván Mauricio Soto, alcalde de Barrancas.

Hasta un 22% en los costos de la canasta básica podrán ahorrar las 101 familias de ambas comunidades, al contar con las tiendas dentro sus territorios y evitar desplazamientos a los centros urbanos.

“Queremos agradecer el apoyo a nuestra comunidad a través de este proyecto. Ahora tenemos la posibilidad de comprar el mercado a menor precio y de generar empleo para todas nosotras”, manifestó Yolanda Gómez, integrante del grupo del taller de mujeres artesanas que lideran la tienda comunitaria Ichii Tutchon de Manaure.

Al respecto, Gina Pérez, directora de Mujer Rural del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, dijo: “Queremos que todas las mujeres de la ruralidad en Colombia tengan una mejor calidad de vida, puedan ejercer sus liderazgos. Hoy las comunidades de Tutchon y Sabana en Medio son muestra de ello. Celebramos el éxito de estos proyectos que generan bienestar no sólo a las mujeres, sino a toda la comunidad y comunidades aledañas”.

Mientras tanto, Javier Pérez, gerente del Área Reducción de Pobreza e Inequidad del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo PNUD, explicó que: “Tras los efectos negativos por el covid-19 nos propusimos pensar en acciones de respuesta rápida donde las mujeres fueran protagonistas de la reactivación económica. De esta manera, pusimos en marcha esta estrategia de tiendas comunitarias y hoy en día contamos con una solución para mejorar los problemas de comercialización, disminuir los precios de la canasta básica y avanzar en la transformación del campo colombiano de la mano de las mujeres”.

Por último, es oportuno destacar que ambas tiendas cuentan con equipamiento tecnológico para el uso de la comunidad, internet satelital y un sistema de energía solar para su funcionamiento. Además, el PNUD brinda acompañamiento técnico para la adopción de hábitos empresariales a fin de que las mujeres cuenten con herramientas para la sostenibilidad de sus negocios y su autonomía económica, lo que conllevará al fortalecimiento y desarrollo social de las comunidades rurales.