En la reserva La Esperanza, ubicada en el municipio de Dibulla, la empresa Cerrejón junto a Corpoguajira liberó 1.000 tortugas hicoteas (Trachemys callirostris), las cuales fueron incubadas en el Centro de Fauna de la compañía minera.

Esta especie de reptiles se encuentran en categoría vulnerable de amenaza, por ende realizaron su incubación en dicho Centro de Fauna, donde nacieron y posteriormente fueron trasladados para ser liberados.

Contenido sugerido:

Luis Madriñan, gerente de Gestión Ambiental de Cerrejón, explicó que “desde 2007 hemos venido trabajando en la protección de especies amenazadas como parte de nuestro compromiso por conservar y salvaguardar la biodiversidad de la región. Durante los últimos tres años hemos liberado más de 2.800 tortugas hicoteas, con lo que buscamos aumentar su población y asegurar la supervivencia de esta especie mediante cuidados desde la anidación hasta su incorporación a sus hábitats naturales”.

Por su parte, el director de Corpoguajira, Samuel Lanao, dijo que “para Corpoguajira la protección y conservación de la fauna silvestre es una prioridad, por ello es de especial agrado el evento del día de hoy donde hemos liberado conjuntamente con Cerrejón a 1.000 hicoteas o tortugas de agua dulce, de esta manera, seguimos trabajando a favor de nuestra fauna silvestre con resultados positivos”.

Agregó que “durante el año pasado y el actual, hemos decomisado 4.900 individuos de la fauna silvestre, entre ellos reptiles, mamíferos, aves, tortugas y peces, varios de ellos rehabilitados en nuestro Centro de Atención ubicado en el municipio de Dibulla. Hacemos un llamado a la comunidad en general para que nos ayude en esta noble tarea de conservar nuestros animales silvestres”.

Es importante precisar que las hicoteas son una especie de tortugas que únicamente habitan en Colombia y Venezuela, y se encuentran amenazadas principalmente por la degradación de sus hábitats, su comercialización y consumo, además de la alteración de las ciénagas y otros cuerpos de agua donde comúnmente habitan. Esta especie de tortugas cumple un rol fundamental en los ecosistemas, en el control de insectos y algunas plantas además de la limpieza o recirculación de nutrientes.

Adicionalmente, la empresa carbonífera informó que desde los inicios de sus programas de Conservación de la Biodiversidad, Cerrejón ha brindado atención veterinaria y ha liberado más de 10.700 animales, además de contribuir a la reproducción de especies como el caimán aguja y cuatro especies de tortugas marinas, entre otros.