A través de la estrategia «Yo Soy Riohachero Solidario», los habitantes de la calle de Riohacha recibirán una atención especial por parte de la administración distrital.

La campaña denominada “Ayudemos a nuestros habitantes de calle”, será atendida con todos los  protocolos y servicios que presta la administración distrital en cabeza del alcalde, José Ramiro Bermúdez Cotes, con el apoyo de la Gestora Social, Belinés Fuentes Meza, y las secretarías de Gobierno, Salud y Desarrollo Social.

Erika Gomez directora de Asuntos Sociales y Población Vulnerable, indicó que serán al menos unas cien personas las que están caracterizadas y que recibirán este beneficio.

Hizo un llamado a quienes deseen hacer sus donaciones de alimentos, ropa en buen estado, cobijas y elementos de aseo.

“Las personas pueden llamar a la línea telefónica 3003855895, o acercarse a la secretaría de Desarrollo Social, ubicada en la Calle 14 No. 12A –30. Con todo lo recaudado y otros elementos que se tienen preparados se realizará una jornada para ayudar a suplir las necesidades básicas de estas personas», explicó.

Por su parte, Nellys Gómez, Secretaria de Desarrollo Social de Riohacha, invitó a todos los ciudadanos, a organizaciones y empresas públicas y privadas, a que se unan a esta iniciativa encaminada a fortalecer los procesos de inclusión social con bienestar en medio de la pandemia del Covid-19.

Informó que «la jornada de atención a los habitantes de calle se realizará en la Circunvalar este jueves 18 de Junio desde las 8 de la mañana, bajo estrictas medidas sanitarias. Allí se realizarán valoraciones por parte del equipo de salud, aseo personal, jornada de belleza y alimentación, además del acompañamiento psicosocial y espiritual».

Finalmente, la gestora social, Belinés Fuentes Meza, informó sobre sus intenciones de convertir esta campaña en un programa permanente que permita mejorar la condición de vida de esta población vulnerable mediante un componente incluyente para  todos.

La administración también  estudia la posibilidad de adecuar un espacio durante el aislamiento preventivo obligatorio que sirva de albergue y brinde protección integral a estas personas que, por faltas de cuidado, pueden convertirse en foco de contagio.