El alcalde del municipio de Hatonuevo, Luis Arturo Palmezano Rivero, asistió al evento donde la empresa Cerrejón, registró ante Parques Nacionales Naturales, la reserva privada de la sociedad civil (Aguas Blancas – Santa Helena – Mushaisa), constituyéndose en la más grande de La Guajira, con una extensión de 1.950 hectáreas de bosque seco tropical.

El área protegida se ubica en predios de la empresa minera, en territorios que comprenden los municipios de Albania y Hatonuevo. Esto permitirá proteger una importante extensión de bosque amenazado.

Contenido sugerido: 

En la reserva se han identificado más de 350 especies de flora, entre las que destacan árboles como el puy, el guayacan de bola y el quebracho; y de fauna, como tigrillos, mapaches y venados cauqueros, entre otros. De manera simbólica fue liberada una paloma cardonera, propia de la región, dándole apertura al espacio natural de fauna y flora que se quiere.

El mandatario, manifestó la importancia de preservar el medio ambiente que nos rodea y el invaluable trabajo de hacer de estos terrenos, un espacio para impulsar y fortalecer el cuidado de los ecosistemas, a su vez, puntualizó que a las futuras generaciones se les debe inculcar el valor de estas intenciones en bien del mundo que les espera.

Al evento asistieron, el director de Parques Nacionales Naturales de Colombia, Pedro Molano Pérez; el director de Corpoguajira, Samuel Lanao; la directora de Vivienda y Medio Ambiente Departamental, Claudia Daza, junto a ellos el anfitrión Luis Madriñán, gerente de Gestión Ambiental de Cerrejón.

“Desde el gobierno del Porvenir nos unimos a las iniciativas que buscan la conservación ambiental, porque se cree firmemente que las protección del las áreas, son fundamentales para la sostenibilidad de los municipios”, expresó el mandatario de los hatonueveros.