Con el propósito de mejorar la infraestructura y los procesos en la producción de agua potable, ASAA realizó trabajos de reposición de los filtros de la planta de tratamiento, labor que demandó la intervención de las piscinas de la planta de tratamiento durante 24 días continuos.

Según explica la empresa, son 12 filtros con que cuenta la PTAP y fueron repuestos en un 100%, lo que garantiza una mejora continúa en el cumplimiento de los parámetros establecidos por las autoridades sanitarias que miden el Índice de Calidad del Agua – IRCA – y del cual se derivan los resultados de las muestras y la clasificación del agua que se entrega a la comunidad.

En condiciones normales los filtros tienen una vida útil entre 5 y 7 años, sin embargo, la empresa operadora en Riohacha ejecutó esta labor por segunda vez en los 7 años de operación que está cumpliendo en este mes de septiembre.

Los filtros realizan una función muy importante en el proceso de producción de agua potable, ya que sirven para remover turbiedad remanente luego del proceso de alimentación y remoción de microorganismos. Los operarios realizaron el trabajo de manera profesional y con dedicación constante para culminar en el tiempo estipulado.