Se llevó a cabo la primera jornada de atención integral dirigida a personas en condición de calle en Riohacha, actividad liderada por la gestora social Belinés Fuentes Meza y la Secretaría de Desarrollo Social, la cual logró atender a 70 ciudadanos que viven en condiciones infrahumanas; todo esto fue posible gracias a la solidaridad de la comunidad y el apoyo de algunos cooperantes.

Dicha actividad se da en el marco de la estrategia “Yo Soy Riohachero Solidario” y tuvo lugar en la cancha “El Salaíto”, ubicada en el barrio Arriba, una de las zonas de la ciudad donde más se evidencia este flagelo y donde los beneficiarios recibieron ropa y calzado en buen estado, alimentación, cambio de imagen, atención médica, asesoría en salud sexual y reproductiva, charla en manejo de residuos sólidos y recreación.

Contenido sugerido:

La Administración distrital asegura que este es un primer paso para dignificar y mejorar la calidad de vida de los habitantes de calle de la ciudad.

“Nos sentimos muy contentos al ver que su aspecto luego de haber sido cambiados con ropa en buen estado, de haber sido bañados y de pasar por la peluquería es otro, y sobre todo al ver sus caras de satisfacción al notar que los estamos teniendo en cuenta. Gracias a todos los que participaron para que esta jornada fuera todo un éxito”, comentó la gestora social Belinés Fuentes Meza.

Agregó que se establecerá una ruta de atención especial para lo habitantes en condición de calle.

Los beneficiados recibieron atención en salud y medicamentos, gracias al acompañamiento de la IPSI Ainmajaa Wayuu, como operadores del Plan de Intervenciones Colectivas y orientación en salud sexual y reproductiva de la mano de UNFPA Colombia.

Además, se incorporó un componente psicosocial y espiritual, el cual estuvo a cargo de Avivario, quienes generaron un espacio de paz y tranquilidad donde los asistentes pudieron interactuar entre sí. Lo anterior fue complementado con un espacio lúdico y recreativo, liderado por los instructores del Ministerio del Deporte.

“Levantarme y sentirme como una persona un poco normal me motiva a hacer cosas diferentes y a hacer más cambios en mi vida”. “Estoy agradecido, no tanto por lo material, sino por el buen trato de las personas que estamos aquí”. “En la calle no todos somos violentos, somos muchos los trabajadores, que hacemos esto para tener que comer”, fueron las palabras de algunos de los asistentes.

A esta estrategia se sumaron empresas cooperantes como Interaseo, OIM Colombia, Kai Kashi Campestre, Peluquería «El Caminante», la Fundación Destello Azul y los habitantes de Riohacha con sus donaciones.

La próxima jornada integral se realizará el próximo 6 de agosto, fecha en la que la Administración distrital espera atender el doble de la población en comparación con esta primera experiencia, que sin duda contribuyó a alimentar de cosas positivas la salud mental de los beneficiarios.