Por María Isabel Cabarcas Aguilar*.

El lunes 20 de enero mientras participaba en una reunión en la Dirección de Emprendimiento y Cooperación Internacional del Distrito, en compañía de Tania Rosas, Directora de la Fundación El Origen, con quien suscribimos un convenio de cooperación para trabajar en la creación de un Centro Comunitario y de Emprendimiento Étnico en Cangrejito, recibí una llamada en la que se me comunicó una grata noticia: He sido escogida como Mujer Cafam La Guajira 2020. Una emoción incontenible me invadió por completo y las lágrimas fueron incontenibles, pues, se trata en mi opinión, del más significativo reconocimiento que se hace en Colombia al liderazgo y al trabajo social y comunitario que cientos de mujeres han hecho en cada uno de los territorios del país durante los 32 años de existencia de dicho galardón.

Di gracias, doy gracias y seguiré dando las gracias indefinidamente, porque es la palabra que mejor describe lo que siento, pues agradezco a Dios por todo, a Comfaguajira por haber puesto mi nombre a consideración ante Cafam, a Kelys Brito por haberme postulado, y a todos los que se alegraron conmigo, desde lo más profundo de mi corazón, por este bello reconocimiento que fortalece el inmenso compromiso que tengo con mi tierra, especialmente con las niñas, niños, jóvenes y mujeres wayuú con quienes venimos trabajando desde hace más cinco años a través de la Fundación Compartamos la Felicidad, la cual lidero de la mano de un incansable voluntariado de más de 50 personas y de la confianza de nuestros aliados y patrocinadores a quienes tanto les agradecemos su apoyo irrestricto y responsabilidad social en beneficio de la población vulnerable de La Guajira. La honra, el honor y la gloria es para Dios, por hacer posible lo que hacemos, por sembrar en mi corazón la inquietud de emprender socialmente, por acrecentar cada día el amor por el servicio y por hacerme sentir siempre rodeada de personas que sueñan y creen en la posibilidad de seguir transformando vidas desde los diferentes frentes de acción de nuestra organización y trabajando por supuesto, a través de alianzas que permitan un mayor impacto social en La Guajira.

Contenido sugerido: 

• Queridas criaturas de la Creación

• Año nuevo y sus viejas tradiciones

• Un tesoro llamado papá

• Emprender para transformar

De repente, como sucede con las buenas nuevas que se convierten en factores detonantes de la creatividad, tanto como la inconformidad y la incomodidad, se vinieron a mi mente, ideas como la que contiene el título de esta columna, y es justamente lo que les quiero proponer. A lo largo de este camino llamado vida, he conocido mujeres extraordinarias, con historias de vida impresionantes, algunas han padecido un profundo dolor y, al mismo tiempo este ha sido transformado en resiliencia. Muchas de ellas se han comprometido con el liderazgo de causas sociales en beneficio de la colectividad, poseen una gran capacidad de influencia y su testimonio es ejemplar. Las invito a que hagamos “Un pacto de Mujeres por La Guajira”, esta, nuestra tierra, requiere cada día que nosotras, nos empoderemos, lideremos, seamos proactivas, participemos políticamente y trabajemos incansablemente por la transformación de la realidad social.

Por ello celebro llena de emoción que, a tan solo un mes de haber iniciado este período de gobierno, mientras se celebraba la I Cumbre de Alcaldes convocada por el Gobernador Nemesio Roys Garzón, también se llevaba a cabo un significativo primer encuentro de las Gestoras Sociales Unidas por el Cambio, liderado por la Primera Dama del Departamento, Doña Carmen Garzón Freyle. Espacios así nos llenan de esperanza a todas las demás guajiras, por el rol tan importante que se cumple en esa loable posición. Existen en Colombia cientos de Primeras Damas que han hecho historia por su valioso acompañamiento e incansable trabajo por los sectores sociales en los gobiernos de sus esposos y, por supuesto, vale la pena destacar el reconocimiento mundial de Michelle Obama por los grandes logros de su gestión en Estados Unidos.

Hoy como mujer Cafam La Guajira 2020, hago un llamado de sororidad, compromiso y amor a todas las mujeres de mi tierra para que lideremos un frente común por la transformación de La Guajira desde los diferentes espacios en los que nos encontramos, y de esta forma suscribamos, un Pacto de Mujeres por La Guajira.

*Las opiniones expresadas en este espacio son responsabilidad de sus creadores y no reflejan la posición editorial de revistaentornos.com

marisab1393@hotmail.com