La empresa minera Cerrejón logró identificar la migración de peces endémicos del río Ranchería al arroyo Bruno. Asegura que con la presencia del bocachico, una de las 26 especies de peces registradas, queda demostrado el buen estado del nuevo cauce.

Esto fue posible debido a que este año el flujo constante de agua se mantuvo durante la temporada seca, permitiendo el desplazamiento y subsistencia de especies como el bocachico.

Contenido sugerido:

Teniendo en cuenta los datos históricos del IDEAM, este arroyo es de tipo estacional y anualmente registra un periodo de sequía en los meses de enero a abril y de junio a septiembre, y un período húmedo en el mes de mayo y en los meses de octubre a diciembre.

Al respecto, Luis Madriñán, gerente de Gestión Ambiental de Cerrejón, afirmó que “esto es una muestra del buen estado del nuevo cauce del arroyo. Cuatro años después de haber sido modificado parcialmente, ha permitido crear un corredor de biodiversidad de 24 kilómetros que va entre la reserva forestal de Montes de Oca y el río Ranchería, consolidándose como el punto de conectividad más al norte del corredor biológico de más de 25.000 hectáreas. Esto nos permite seguir fortaleciendo, junto con las comunidades, la conexión entre la Sierra Nevada de Santa Marta y la Serranía del Perijá”.

La compañía Informó que el cauce actual del Bruno mantiene un flujo de agua igual al del cauce original, según los registros realizados en una red de monitoreo, y alberga más de 390 especies de fauna, entre las que se destaca un jaguar cachorro. Además, han logrado establecer más de 12.000 árboles de 70 especies nativas, de los cuales 2.000 han crecido de forma natural.

La empresa precisó que “con la modificación parcial del arroyo Bruno, un proyecto de ingeniería único en Colombia, Cerrejón ha demostrado que sí es posible unir la ecología y la ingeniería para hacer minería de manera responsable con el medio ambiente y las comunidades”.