Con cerca de 2.100 observaciones realizadas en la aplicación Naturalista, Cerrejón ha registrado más de 600 especies de fauna y flora de La Guajira, las cuales fueron identificadas en el valle del río Ranchería por 88 observadores que aportan información desde noviembre de 2019.

La aplicación, a la que se puede acceder desde cualquier dispositivo móvil, es una red que conecta expertos y principiantes para intercambiar conocimientos de la biodiversidad de los lugares donde habitan.

Contenido sugerido:

Desde que esta aplicación inició en Colombia, se han realizado aproximadamente 587.000 observaciones de más de 20.000 especies por parte de 18.000 personas, que con sus observaciones colaboran con la ciencia y el conocimiento de la biodiversidad en el país.

“En Cerrejón promovemos la ciencia participativa con el objetivo fundamental de sensibilizar a la comunidad y a los empleados, así como para generar conocimiento sobre la biodiversidad existente en cada uno de los lugares en los que residen. Además de contribuir al conocimiento científico, estamos apoyando la conservación de uno de los ecosistemas más amenazados del país: el bosque seco tropical”, aseguró Daniel Dávila, superintendente de Rehabilitación de Tierras y Compensaciones Ambientales de Cerrejón.

 

Serpiente cazadora.

Por su parte, José Manuel Ochoa Quintero, subdirector de Investigaciones del Instituto Humboldt, sostuvo que “los datos de la biodiversidad son la base de información necesaria para la toma decisiones en el país. A nivel nacional y en los últimos años, se han implementado estrategias de ciencia participativa, que permiten conectar los datos de la biodiversidad a nivel nacional con la colaboración de ciudadano. Esta información se empieza incorporar en las bases de datos de diferentes instituciones e incluso del Sistema Información de Biodiversidad Nacional para tomar decisiones”.

Agregó: “Aplicaciones como Naturalista o E-Bird se convierten en esa estrategia para que las personas desde sus móviles puedan empezar a obtener información de estas especies o diferentes especies a nivel de nacional, lo que nos permiten poder entender que está pasando con la flora y fauna en las diferentes regiones, entender como las intervenciones que hay en el territorio ayudan a mantenerlos población de las especies y tomar mejores decisiones y para preservar el capital natural del país”.

Monodelphis.

Cabe destacar que las observaciones, que pueden ser realizadas desde cualquier parte del país y ser de cualquier especie de flora o fauna, también son registradas en el Sistema de Información sobre Biodiversidad de Colombia (SiB) para contribuir a la recolección de datos de biodiversidad oficiales en el país.

A su vez, como parte de su compromiso con la generación de conocimiento, Cerrejón recientemente firmó un pacto dentro de una iniciativa de SiB Colombia y la Asociación Nacional de Empresarios ANDI, en la que participan más de 134 organizaciones de diferentes sectores, incluídas 26 empresas del país.

Fuente: Comunicaciones Cerrejón.