Una persona sufrió una descarga eléctrica cuando ingresó de manera no autorizada a la subestación Camarones.

Según información preliminar de las autoridades, el hombre presuntamente iba a hurtar unos elementos que se encontraban al interior de la subestación cuando tuvo contacto con los equipos eléctricos.

Personal de Air-e realizó maniobras para auxiliar a esta persona que fue trasladada al hospital por miembros de la Policía Nacional.

El Gerente de Air-e en La Guajira, Juan Diego Narváez Laverde, hace un llamado a respetar la infraestructura eléctrica para evitar estos hechos en el que está en riesgo la vida de quienes realizan estas acciones ilegales y a su vez afectan la prestación del servicio.

Contenido sugerido: