Nació la primera nidada de caimanes aguja en el Centro de Rehabilitación de Fauna de Cerrejón, después de 94 días de incubación, proceso que desarrollan con el fin de reproducir especies amenazadas o en vía de extinción propias de la región.

Este hito, enmarcado en el programa de Conservación de Especies Amenazadas que lidera la empresa, tiene como objetivo lograr un repoblamiento de esta especie en La Guajira.

Contenido sugerido:

Los animales, propios de la Alta Guajira, permanecerán en el Centro hasta alcanzar la talla y peso adecuados para su posterior liberación en el Parque Natural Nacional Bahía Portete, ubicado al lado de la operación de Puerto Bolívar, y del cual Cerrejón ha sido vecino por 30 años, demostrando una convivencia ambiental exitosa.

“El nacimiento de la primera nidada de caimanes aguja en el Centro de Rehabilitación de Fauna es un hito para el programa de especies amenzadas de Cerrejón, ya que estos animales, con una particularidad genética de la Alta Guajira, se encuentran en vía de extinción. Estos habitantes nativos de Bahía Portete y Bahía Hondita, en aguas del Caribe colombiano, han sufrido muy pocos cambios en los últimos 60 millones de años, así que lograr la reproducción en cautiverio es un hilo de esperanza para la recuperación de esta especie amenazada y fundamental para los ecosistemas de la región”, afirmó Luis Madriñán, gerente de Gestión Ambiental de Cerrejón.

Para poder llevar a cabo el proceso de reproducción, el cual es pionero en el departamento, la empresa ha realizado diferentes esfuerzos, como la adecuación de instalaciones para el sostenimiento de ejemplares adultos y el constante seguimiento realizado por expertos biólogos y veterinarios de la Fundación Omacha.

De acuerdo con José Gabriel Nisperuza, biólogo de la Fundación Omacha y del Centro de Rehabilitación de Fauna de Cerrejón: “Este logro refleja el esfuerzo de todo un equipo humano, que por años ha venido trabajando en la adecuación del hábitat para los animales, creación de nidos artificiales, colecta de huevos y seguimiento a la incubación”.

Agregó que “hoy, el personal profesional y técnico de la Fundación Omacha, muestra con orgullo el resultado de un seguimiento juicioso para garantizar el éxito del proceso y contamos con la satisfacción de ver el nacimiento de nuevos caimanes, y con ello la posibilidad de iniciar el proceso de repoblamiento de la especie en el departamento de La Guajira”.

La compañía informó que desde los inicios de los programas de Conservación de la Biodiversidad, ha brindado atención veterinaria y ha liberado más de 10.700 animales entre los que se encuentra una gran variedad de mamíferos, reptiles y aves.

Por otra parte, el programa también contempla la reproducción de otras especies como la tortuga hicotea y cuatro especies más de tortugas marinas, en colaboración con entidades como Corpoguajira, Herencia Ambiental Caribe y el Instituto Humboldt.