La cuota costeña de la vigésima segunda versión del Festival Internacional de Cuenteros Akuentajuî 2021 se tomó el escenario con la presentación de los narradores orales Bienvenida Anaya, Willian Morón y Sahir Lubo, de Sampués, Valledupar y Riohacha, respectivamente.

Los espectadores de la velada disfrutaron del espectáculo de Bienvenida Anaya, quien narró historias que recopilaron las vivencias y cotidianidad de la región sabanera y lo que ha implicado la pandemia en los habitantes de esta zona del país.

Contenido sugerido:

En cuanto a Willian Morón, cuentero de Valledupar, considerado una reserva viva de la cuentería del Caribe, realizó una presentación cargada de historias que reunió las costumbres caribeñas en tiempos de confinamiento.

Igualmente, se destacó la presentación de Sahid Lubo, un niño riohachero formado en la Escuela de Narración Huellas del Alaula, organismo que durante muchos años ha impulsado el semillero de narradores en las instituciones públicas de la ciudad de Riohacha.

Willian Morón.

Bienvenida Anaya.

Sahid Lubo.

Homenaje póstumo a Hamilton Márquez

En esta velada la organización del festival le rindió un sentido homenaje a la memoria de Hamilton Márquez Gulloso, era ingeniero de Sistemas de la Universidad San Martín, magister en Sistemas y Telecomunicaciones de la Universidad del Norte.

Alternaba su profesión con la danza, formándose como bailarin en el grupo de danza de su colegio de bachillerato. Posteriormente, paso a a la Corporación Cultural Juacar y finalmente con un grupo de amigos conformó su propia academia denominada ‘CIC’ en honor a la maestra de danza Carmen Ibarra Campo.

Hamilton Márquez (Q.E.P.D.).

Desde el año 2000 hizo parte de la familia Akuentajuî, durante 19 años, donde se desempeñó como coordinador en el área de sistemas y tecnología.

“Recordamos a un ser humano excepcional lleno de principos, talento, amor, inteligencia y carisma. Se destacó por ser buen hijo, hermano, esposo, amigo y compañero. Paz en su tumba”, manifestaron los organizadores de Akuentajuî.