Un total de 53 molinos de viento serán reparados por Corpoguajira y el municipio de Manaure, beneficiando a más de cinco mil indígenas wayúu afectados por el desabastecimiento de agua debido a las condiciones de su territorio, la escasez de precipitaciones y los efectos del cambio climático.

Los trabajos permitirán aumentar la seguridad hídrica y contribuir con la reducción de los índices de desnutrición y mortalidad de los miembros de este grupo étnico.

“La ejecución de este proyecto la realizamos en una época fundamental, teniendo en cuenta la situación que atravesamos por causa de la pandemia y la necesidad del agua para el lavado permanente de las manos. Adicionalmente estas acciones serán de gran beneficio para la seguridad alimentaria de estas comunidades. Es un gran esfuerzo que hemos hecho conjuntamente con la Alcaldía de Manaure para contribuir a cubrir las necesidades básicas de nuestros indígenas Wayúu”, explicó Samuel Lanao Robles, Director General de Corpoguajira.

De igual forma, precisó que las labores contemplan el desmontaje de los molinos para su reparación, lavado de pozos, pruebas de bombeo y la instalación de las aerobombas.

El acto de socialización del proyecto se llevó a cabo en el sector de Las Villas (Manaure). La actividad fue liderada por el Director de Corpoguajira, Samuel Lanao Robles, quien estuvo acompañado por representantes de la empresa Consorcio Molinos Manaure y de las comunidades favorecidas, las cuales expresaron su complacencia ante esta intervención.

“Estamos satisfechos con esta gran ayuda para nuestras comunidades, ya que nosotros sufrimos por la problemática del agua. Agradecemos a Dios por esta bendición. Estaremos mas contentos cuando se cumpla toda la contratación de las obras”, manifestó Orangel Pimienta Ipuana, beneficiario del proyecto”.

Los trabajos tendrán una duración aproximada de cuatro meses; la primera entrega se llevará a cabo el 11 de enero de 2022.