Después de tres meses de suspensión de las operaciones por la huelga de trabajadores de Cerrejón, la empresa ha reiniciado la operación de su tren de carbón, transportando un primer cargamento de 16.000 toneladas de carbón en 150 vagones, en un recorrido de tres horas desde la mina hasta las instalaciones en Puerto Bolívar.

“Me siento muy contento de reiniciar las operaciones de Cerrejón y de que el tren vuelva a salir para Puerto Bolívar, para que sigamos llevando energía al mundo y para que la familia Cerrejón siga progresando. Para mí, el tren del Cerrejón es el tren de los buenos tiempos, como dice la canción”, manifestó Manuel Borres, operador del tren de Cerrejón.

Es así como dado el fin del cese de actividades la compañía durante los últimos días, ha estado preparándose para poder realizar un reinicio de operaciones saludable y seguro, implementando un programa de muestreo masivo de COVID-19, entrenando a más de 7.000 personas en riesgos, prácticas operativas y medidas de prevención, que incluyen el cumplimiento obligatorio de cinco comportamientos: distancia de seguridad, evitar aglomeraciones, lavado de manos, verificación diaria de salud y uso correcto de elementos de protección personal, y desinfectando más de 250 equipos mineros y 90 instalaciones.

“Nos encontramos concentrados en reiniciar una operación de manera segura y hoy nos llena de felicidad ver salir nuestro tren. Tenemos una larga relación con muchos de nuestros clientes y reiniciar las operaciones nos permitirá cumplir los compromisos adquiridos previamente. Fortaleciendo la confianza con nuestros clientes y entregando puntualmente nuestro carbón con las mejores especificaciones de calidad”, afirmó Alexis Ruiz, responsable del plan de reinicio de Cerrejón.

Cabe resaltar que la única operación ferroviaria que se había desarrollado durante los tres últimos meses fue con el tren del agua, que permitió llevar este líquido vital a las comunidades del área de influencia de Cerrejón a pesar de la huelga que atravesaban, abasteciendo así a miles de familias wayuu con agua potable.