Avanzan los trabajos por parte de la empresa Air-e para superar la contingencia que ocasionó la caída de cinco torres eléctricas provocada por el robo de ángulos metálicos, que generó afectación del servicio de energía en los municipios de Barrancas y Hatonuevo en el departamento de La Guajira.

La compañía informó que ya llegaron a la zona del daño los equipos pesados con las estructuras eléctricas que se instalarán provisionalmente en una extensión aproximada de dos kilómetros en zonas rocosas y de difícil acceso.

Contenido sugerido:

Estas estructuras fueron transportadas desde Malambo, Atlántico, hasta la zona rural de Hatonuevo, donde se ubican las torres que se desplomaron por actos vandálicos.

Asimismo, Air-e coordinó las acciones de alistamiento de terreno para el montaje de las estructuras. “Gracias al compromiso de ingenieros y técnicos avanzan en estas labores complejas para normalizar el servicio en Hatonuevo y Barrancas”, precisó la empresa.

 

 

Por otra parte, informa a sus usuarios de Fonseca y Distracción que las incidencias en el servicio obedecen a la rotación de carga que realiza para suministrar energía a los municipios de Barrancas y Hatonuevo mientras supera la emergencia.