Con narraciones de Rammsés Moctezuma, Diego Sarmiento, Beatriz Falero, Fabricio Cuentero, Sergio González y Samuel Villanueva se cumplió la V versión del Carnaval del Cuento, en el marco del Festival Internacional de Cuenteros Akuentajui 2020 edición XXI, apoyado por el Ministerio de Cultura y el Programa Nacional de Concertación Cultural.

Aldo Méndez, narrador cubano desde Madrid-España lideró la jornada. El punto de partida fue la escultura del Palabrero  y de ahí hizo un recorrido por todo el Malecón de la Marina, la música de tambora en vivo acompañó la velada y los cuenteros con pregrabados se fueron sumando, algunos disfrazados, en un ambiente festivo a través de la palabra.

Por su parte, Ivette Hernández, narradora barranquillera y directora de la Fundación A narrar se dijo Juscarajo, aseguró que “el carnaval del cuento es un acto narrativo y poético que cumple además la función de ser transmisor de conocimiento y experiencia. Favorece la comunicación afectiva y directa de una manera virtual”. A su vez, advierte que experimentó un goce a través de la literatura y el carnaval “esto jamás visto en otro lugar”.

El cierre del Festival en la VI noche de gala contó con la presencia de Diva Díaz, Linda Gallo, Carolina Rueda, de Colombia y Aldo Méndez, de Cuba, los cuatros narradores entregaron su alma en el escenario virtual y reconocieron la importancia de un evento que congrega a la familia, la unión y la amistad alrededor de la palabra.

Para Nicolas Lubo Matallana, miembro de la Corporación Tradición y Cultura, esta edición marcó un hito y deja muchas experiencias y resultados positivos, pese a los problemas de la conectividad, del fluido eléctrico y de la lluvia se realizó satisfactoriamente.

Agregó que esta edición histórica y única puede ser un referente para otros festivales.

Conviene anotar que durante el evento se llevaron a cabo talleres y capacitaciones virtuales a los niños y niñas de la Escuela Libre de Narración Oral “Huellas del Alaula”, impartidas por los narradores orales Ana Coralia Fernández, Aldo Méndez, Diva Díaz, Carolina Rueda y Bienvenida Anaya.

Cuenteros de Argentina, Brasil, México, España, Cuba, Costa Rica, Colombia, Japón y Venezuela, cautivaron con sus relatos y se convirtieron en un refugio y una catarsis para sobrellevar el confinamiento producto de la pandemia por Covid-19.