Las Autoridades Tradicionales, líderes y gestores de asociaciones y organizaciones del pueblo indígena Wayuu  exigieron al gobierno nacional la construcción de un Protocolo de Atención Diferencial en Salud, asociado a la seguridad alimentaria, orientado a esta población.

Esto en respuesta a la cremación de las mujeres wayuu que fueron tratadas como sospechosas de tener COVID-19, pero que murieron por otras razones diferentes.

En un manifiesto manifestaron rechazo e indignación respecto a la violación de los derechos fundamentales y culturales en el marco de las medidas preventivas aplicadas por el sector salud para controlar la pandemia del COVID-19 en el territorio nacional.

“Ante los hechos de incineración y transformación de cuerpos en cenizas humanas mediante la técnica del horno crematorio, ocurrido con los cuerpos de las wayuu expresamos solidaridad a las familias y manifestamos que nuestro ejercicio y garantía de los derechos fundamentales no cesa”, indican.

Explican que  el pueblo Wayuu se rige por un complejo sistema de conocimiento, derivado de la cosmovisión y la espiritualidad ancestral, en cuyos preceptos culturales se consagran valores y principios de armonía (Anajirawaa) y equilibrio (Wanaawajirawaa) en el orden social y espiritual, que no constituyen una simple práctica de «usos y costumbres».

Por eso solicitan que las instituciones del Estado y el Gobierno colombiano garanticen un respeto formal y real hacia las instituciones sociales, espirituales, económicas, jurídicas, políticas y culturales del pueblo Wayuu, basado en el diálogo y el respeto a la diversidad étnica y cultural de la Nación.

Son tres las mujeres wayuu que han sido cremadas y cuyas pruebas resultaron negativas posteriormente. Los familiares han protestado por este hecho y lo denunciaron  ante las autoridades.

El ministro de Salud y Protección Social, Fernando Ruiz Gómez, habló ante la Comisión Segunda de la Cámara de Representantes sobre la atención diferencial a comunidades indígenas en el marco del covid-19.

«Es un tema que requiere una atención diferencial. Estamos elaborando un protocolo de la para comunidades indígenas, especialmente en condiciones de aislamiento», explicó el funcionario.