Por Ethel Carolina Cerchiaro Figueroa.

Con la firme convicción de que la fe mueve montañas, el Hospital San Rafael de San Juan del Cesar, desarrolló una jornada de oración presidida por el presbítero Samuel Serrano, párroco de la Iglesia Nuestra Señora del Carmen de este municipio, para mantener viva la esperanza en estos tiempos de pandemia.

El presbítero estuvo acompañado por un grupo de jóvenes pertenecientes al colectivo apostólico “Emaús” de su parroquia y del seminarista de la Diócesis de Santa Marta, Rafael Eduardo Gutiérrez Romero.

Contenido sugerido: 

Esta iniciativa se dio en el marco del Programa de Humanización de la E.S.E. Hospital San Rafael Nivel II, liderado por María Alexandra Jiménez Mejía, referente de Humanización, con el objetivo de promover un espacio para la reflexión, fortalecimiento y crecimiento espiritual en estos momentos de tribulación que atreviesan cientos de familias.

“El motivo de este momento de oración con Jesús vivo y presente en la sagrada hostia, fue impartir consuelo, sosiego y paz a todos los enfermos, médicos, administrativos (personal que labora en el hospital). Elevar una plegaria por el fin de esta pandemia y reanimar la fe en estos momentos de duelo y desesperanza”, explicaron los organizadores.

Las actividades dieron inicio en la capilla del hospital, donde expusieron al Santísimo e hicieron un camino de personas que lanzaban pétalos de rosas a su paso, posteriormente, arrancó el recorrido por todas las áreas del centro asistencial, desde el área de hospitalización COVID, pasando por hospitalización general, pediatría, quirófano, urgencia respiratoria, laboratorio clínico, radiología, urgencia no COVID; finalizando en la oficina de la gerente María Isabel Cristina González Suárez, a quien le impartieron una bendicion especial y realizaron en su nombre un minuto de oración, por ser una mujer de mucha fe y por su labor al frente de esta institución.