Con el apoyo del programa Riqueza Natural de USAID, la Corporación Autónoma Regional de La Guajira – Corpoguajira, adelanta estudios para la ampliación del Distrito de Manejo Integrado (DMI) Serranía del Perijá, y actualmente avanza en la fase de realización de las consultas previas con las comunidades indígenas.

Este proceso participativo se llevó a cabo durante cuatro días consecutivos con las comunidades wayuu de Nuevo Espinal y Tamaquito II, identificadas por el Ministerio del Interior para este proceso de ampliación, lo que permitió la protocolización de acuerdos con cada una de ellas.

Contenido sugerido: 

El objetivo de esta ampliación es incorporar 21.088,65 hectáreas al área protegida en los municipios de Barrancas, Fonseca, El Molino, Hatonuevo y San Juan del Cesar, que permitan mejorar la conectividad estructural y funcional de los Zonobioma Alternohígrico Tropicales Perijá y Montes de Oca, Baja Guajira y Alto Cesar, y los Orobiomas Azonales Subandino Perijá y Montes de Oca y Andino Perijá y Montes de Oca, en el norte de la serranía de Perijá, en las cuencas alta y media de los arroyos Seco, Caurina y Magalote y los ríos Cerrejón y Palomino.

Asimismo, pretenden lograr el uso sostenible de los recursos de los ecosistemas de bosque seco y las especies asociadas en las cuencas altas y media de los arroyos Seco, Caurina y Magalote y los ríos Cerrejón y Palomino; Proteger los elementos naturales que son determinantes culturales para los pueblos indígenas Wayuú y la comunidad negra de Patilla.

Al igual que preservar y recuperar manantiales y nacederos localizados en las cuencas alta y media de los arroyos Seco, Caurina y Magalote y los ríos Cerrejón y Palomino.

“La ampliación de esta área protegida es una oportunidad para la conservación del territorio y los sitios sagrados”, aseguró uno de los asistentes.