Cerrejón y  Sintracarbón regresaron a la mesa de negociaciones con el fin de llegar a un acuerdo y levantar la huelga que se inició el pasado 31 de agosto.

Cerrejón informó que el domingo se reunieron subcomisiones de las comisiones negociadoras de ambas partes para la búsqueda de un acuerdo que “permita continuar brindando bienestar a los trabajadores, sus familias, las comunidades, La Guajira y el país, y que al mismo tiempo asegure la sostenibilidad y competitividad de Cerrejón, en un momento tan retador del mercado del carbón, agudizado por la crisis generada por la pandemia del COVID-19”.

Para este reinicio de la negociación, las partes designaron subcomisiones que en los próximos días deberán definir la metodología y aclarar las expectativas de Sintracarbón y Cerrejón en esta nueva etapa de la negociación.

Por su parte Sintracarbón espera  que la presente negociación resuelva el pliego de peticiones presentado por la organización, “que no representa aumentos en los costos de la compañía a 2020, pero también construir un consenso sobre los turnos de trabajo de la empresa, buscando que estos no afecten la calidad de vida, la salud, la jornada laboral y a las familias de la base trabajadora”.

Voceros de Sintracarbón han precisado que la reapertura de la negociación no permite todavía establecer una fecha de reanudación de operaciones, así como tampoco significa que esta organización sindical esté abierta a aceptar la imposición del lesivo “turno de la muerte”.

 

Indicó que durante esta semana se espera continuar con la exploración de alternativas, que permitan superar las diferencias que existen.