Después de finalizar las labores de reposición de las estructuras y las redes, afectadas por vándalos, la empresa Air-e denunció que se presentó un nuevo caso de hurto en la línea que suministra energía a los municipios de Hatonuevo y Barrancas, por lo cual no fue posible normalizar el servicio en estos municipios debido a que se robaron líneas entre las torres 61 y 62, ubicadas en zona rural de Albania.

Para establecer los daños ocasionados, el personal de Air-e recorrió esta extensa zona, con el fin de determinar la magnitud de este nuevo hecho delictivo que es alarmante para la compañía.

Contenido sugerido:

Al respecto, el gerente de Air-e en La Guajira, Juan Diego Narváez Laverde, aseguró que “El robo de estas redes retrasa las maniobras de normalización del servicio. Este nuevo caso fue reportado ante las autoridades quienes están adelantando las investigaciones”.

La empresa insistió en la importancia de denunciar oportunamente ante la Policía Nacional, cualquier manipulación de redes por parte de particulares.