• – Teniendo en cuenta los efectos de la variante Ómicron y lo que ha
    demostrado la evidencia en cuanto a la protección de las vacunas, desde
    Minsalud se hace el llamado.
  • En temporada de vacaciones y celebraciones como lo es diciembre, desde el Ministerio de Salud y Protección
    Social nos permitimos emitir una serie de recomendaciones enmarcadas en el
    autocuidado y la prevención del covid-19, teniendo en cuenta las variantes
    que se han anunciado a nivel global.

Ante las declaraciones del director de la Organización Mundial de la Salud,
Tedros Adhanom Ghebreyesus, refiriéndose a la variante Ómicron y la
afectación hasta ahora analizada en cuanto a contagios y reinfecciones, lo cual
se sigue investigando, enviamos un mensaje de tranquilidad y de importancia
en no bajar la guardia en tiempos de interacciones como lo es diciembre.
En este sentido, indicó el ministro de Salud y Protección Social, Fernando Ruiz
Gómez, “lo primero es entender que países y regiones del mundo se
encuentran en diferentes periodos de afectación, lo cual puede, sin duda, ser
acelerado por la variante Ómicron, recientemente declarada como variante de
interés por la Organización Mundial de la Salud”.

Señaló también que en Colombia aún no se ha identificado esta variante, aún
cuando es altamente probable que esté circulando. La predominancia, a la
fecha, ha sido de la variante Delta, con la cual se ha visto una afectación
moderada.

“Adicionalmente, existe evidencia respecto a que la vacunación previene la
hospitalización y mortalidad por la variante Ómicron, y especialmente con una
vigencia de seis meses después de completar el esquema inicial”, sostuvo.
Por lo anterior, la decisión en Colombia ha sido, desde el Ministerio de Salud,
conminar a la población a vacunarse con dosis de refuerzo seis meses después
de completar su vacunación, lo cual permitirá mejorar la protección.
“Además, el mensaje es reducir la interacción en esta temporada de fiestas si
no se ha completado el esquema o no se ha vacunado”, aseveró Ruiz Gómez.

Recordemos también la importancia del uso permanente de tapabocas en
reuniones familiares, así como en lugares privados y públicos si está con otras
personas.

El autocuidado de nosotros y quienes nos rodean es clave para celebrar una
Navidad y un Año Nuevo en familia, seguros y previniendo un nuevo pico de
contagios en el país.