Hace varios meses lancé un tweet sobre alguna situación personal vivida respecto del servicio de energía eléctrica. De inmediato recibí, no solo la respuesta del perfil oficial de la empresa Air – E, con la cual comenzaría el seguimiento a mi caso, si no que, además, me escribió un empático mensaje directo Víctor Deluque Vidal. Recuerdo que conversamos en algún momento años atrás cuando se encontraba en el Parque Cultural del Caribe, pues su trayectoria profesional lo ha llevado a la ciudad de Barranquilla donde muchos guajiros han brillado en los sectores público y privado, por su ética de trabajo y excelente desempeño en los grandes retos laborales que han asumido lejos de su tierra. Pronto conversaríamos personalmente en Riohacha sobre los proyectos que se vienen liderando desde la Gerencia de Valor Social, cargo que asumió hace más de un año, y desde el cual se propone impactar a través de programas, proyectos y acciones en las comunidades, en el marco de una férrea responsabilidad social empresarial con el caribe y sus gentes.

En el caso de La Guajira, conocí la iniciativa denominada “Territorios de Equidad”, desarrollada en la comunidad wayuu Yotojoroshi en el municipio de Maicao, donde se promueve el tejido con calidad, el comercio justo de artesanías, el acceso a energía, y el diálogo social intercultural permanente. Justamente esta semana se conoció la noticia que, este programa implementado también en Pueblo Viejo (Magdalena), fue reconocido por el Departamento de Prosperidad Social, entre las diez mejores iniciativas privadas de responsabilidad social corporativa lo cual motiva además que este se siga replicando por parte de la empresa en otras regiones y sectores.

Llamó poderosamente mi atención, “Mentes Líderes”, un programa de formación en desarrollo humano enfocado en generar capacidades y motivar la transformación del entorno a partir del reconocimiento del talento de lo mejor de La Guajira y el Caribe: Su gente. Es así como no sólo fui invitada a presenciar el excelente evento de lanzamiento donde el Coach Luis Gabriel Cervantes dejaría extraordinariamente plantada, la semilla de la motivación y del compromiso de los participantes con el proceso que apenas iniciaba, si no que posteriormente llegaría la propuesta para ser parte del increíble equipo de docentes quienes tendrían la oportunidad de interactuar durante dos meses con un grupo de al menos veinticinco personas de todo el departamento con perfiles variados entre veedores, vocales de control, jóvenes universitarios, miembros de JAC y JAL, líderes y lideresas wayuu, profesionales y ciudadanos en general, expectantes por ser partícipes de la que sería una inigualable aventura por las teorías de las soft skills, talleres prácticos, encuentros sincrónicos, y, en mi caso, una maravillosa sesión presencial a principios de octubre, colmada de grandes reflexiones y una calidez que bastante nos había hecho falta sentir en los últimos dos años en los que la virtualidad ha desplazado la presencialidad sin lograr aún remplazarla gracias a Dios. Vernos, escucharnos, dialogar, compartir, debatir, conocernos, reconocernos y comprometernos desde los roles que cada uno desempeña actualmente, hizo de las seis horas compartidas, un momento inolvidable.

El pasado sábado 4 de diciembre se realizó la clausura, con la presencia de la secretaria técnica de la Comisión Regional de Competitividad del Atlántico, Cecilia Arango, quien además se ha desempeñado como Secretaria de Planeación de ese departamento, entre otros cargos de una fructífera carrera profesional al servicio de la gente y de su tierra. La sesión fue sencillamente espectacular, y los participantes nos disfrutamos enormemente la grata oportunidad de reencontrarnos, conocer a la conferencista y escuchar tan sabias reflexiones y motivadores mensajes los cuales tocaron los corazones de esta primera promoción de Mentes Líderes. Dos días antes la clausura se realizó en Barranquilla, y el día anterior en Santa Marta, siendo esta la tercera parada del laborioso e incansable equipo de Valor Social de la empresa.

Celebro la ejecución de estos programas por parte de la empresa Air – E, en el marco de sus políticas de responsabilidad social corporativa, al tiempo que destaco el liderazgo y compromiso de Víctor Deluque Vidal, quien como profesional guajiro lidera dignamente la ejecución de estas acciones que impactan en el tejido social de la región. Felicitaciones a todas las Mentes Líderes del caribe, especialmente a las de La Guajira, en el retador sendero de servicio y transformación del entorno a través de propuestas, acciones e intervenciones en colaboración con las comunidades. Ése es el camino y estamos juntos en él para seguirnos encontrando y apoyando.