A través de la Ordenanza No 512 de 2020 la Asamblea Departamental aprobó el proyecto   presentado por el gobernador Nemesio Roys Garzón, para la implementación de la Ley 550, como una medida para atender la crisis financiera de la entidad, representada en múltiples demandas, embargos e incumplimientos de pago a organizaciones públicas y privadas.

El mandatario explicó que estas facultades permitirán dar una solución a los acreedores que históricamente ha acumulado el Departamento.

“A través de esta medida iniciaremos un proceso de conciliación de cuentas y se pactará una fecha de pago; todo esto tendrá la vigilancia, control y garantía del ministerio de Hacienda”, indicó.

Roys Garzón enfatizó que la adopción de la Ley 550 está enmarcada en la premisa de contar con una entidad legítima y fortalecida con altas capacidades institucionales, “estamos ratificando nuestro compromiso y anhelo de cambiar el rumbo del Departamento, de enderezar esas malas prácticas administrativas que durante años han permanecido en la administración, para tener una gobernación eficiente y que cumpla con sus compromisos”.

Ahora lo que vienen son los   trámites ante el ministerio de Hacienda para obtener la resolución de autorización de la implementación de dicha Ley y, a partir de ese momento, comenzar con la normalización de la estructura financiera de la entidad.

En lo que respecta a los recursos de regalías, explicó que estos no serán incluidos en la reestructuración de pasivos, “este dinero seguirá disponible para materializar todos los programas y obras de inversión contenidas en nuestro Plan de Desarrollo.

La puesta en marcha de la aplicación de la ley 550 no quiere decir que nos vamos a olvidar de las inversiones que tanto necesita nuestra tierra y nuestras comunidades”, añadió.