_Rectores, docentes, operadores, autoridades tradicionales y entes de control, participaron de la primera Mesa Publica del PAE liderada por la Administración Distrital*

 

Con el propósito de interactuar con la comunidad y hacer seguimiento a la ejecución del Programa de Alimentación Escolar (PAE) en la zona urbana, rural y étnica; el secretario de educación, Jesús Herrera Mendoza, convocó a Rectores, docentes, operadores, autoridades tradicionales y entes de control, a una mesa pública para evaluar el desempeño de los actores que intervienen en el proceso, así como para identificar y subsanar posibles fallas.

Según lo expuesto en la reunión esta estrategia de permanencia, ha logrado beneficiar a más de 45 mil estudiantes de 41 establecimientos educativos de la ciudad con una inversión que supera los 20 mil millones de pesos.

“Este espacio es muy importante puesto que nos permite contarle a la comunidad cómo estamos trabajando para garantizar este derecho de nuestros niños y jóvenes. Hoy les hemos dado la tranquilidad a rectores, docentes, padres de familia y estudiantes que el PAE se encuentra garantizado durante toda la vigencia del calendario escolar, es decir 180 días calendario, gracias a la gestión realizada por la Administración Distrital, en cabeza del alcalde José Ramiro Bermúdez”, explicó el secretario de Educación.

Es de anotar, que en Riohacha el programa está siendo ejecutado por nueve operadores indígenas que fueron escogidos por las autoridades tradicionales y contratados de manera directa de conformidad con el decreto 2500 de 2010; y un operador que se encarga de abarcar la zona urbana y rural, contrato que fue adjudicado a través de licitación pública.

“Lo verdaderamente importante de estos esfuerzos administrativos en materia de recursos, bienestar y calidad, son los beneficios que como equipo articulamos con cada uno de los actores presentes para brindarle a nuestros niños, niñas y adolescentes un buen servicio”, agregó Herrera Mendoza.

Este gobierno está realizando inversiones por más de 12 mil millones de pesos en materia de infraestructura para mejorar los espacios de restaurantes, comedores escolares, aulas y baterías sanitarias.