El alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo Heins y el gerente de Países del Grupo Andino del BID, Tomás Bermúdez, firmaron un documento en el que la banca multilateral ratifica su apoyo a los proyectos de equidad, sostenibilidad y competitividad urbana de la ciudad, otorgándole así un cuantioso crédito.

La firma se cumplió en el marco del primer día de la Asamblea del BID que se realiza en la capital del Atlántico.

Los recursos de este nuevo empréstito con garantía soberana, el mayor crédito directo que el BID ha otorgado a una ciudad de los países andinos, corresponden a una Línea de Crédito Condicional para Proyectos de Inversión (CCLIP) por la suma de hasta 250 millones de dólares, provenientes del BID, que se destinarán al Programa de Biodiverciudad y Equidad Urbana en Barranquilla, que, entre otros, incluye parte de la recuperación de la ciénaga de Mallorquín.

Contenido sugerido:

El mandatario distrital indicó que “con esta operación entramos a las grandes ligas de la financiación multilateral, a una nueva esfera de colaboración que afianza la relación directa con el BID. Recibiremos un empréstito a un plazo muy largo con unas tasas muy bajas, esto significa más capacidad de inversión en los programas que impactan y le importan a nuestra gente».

El presidente de la República, Iván Duque Márquez, mencionó que este crédito tiene un ancla importante en la sostenibilidad, en la gestión ambiental, y en hacer de Barranquilla una ciudad no solamente sostenible sino una biodiverciudad que sea referente para Colombia y el resto de América Latina”.

Por su parte, la gerente para Colombia de la Asamblea BID 2021 y ministra de las TIC, Karen Abudinem, resaltó que este anuncio es un gran inicio de la Asamblea del BID e indicó que “desde el Gobierno Nacional, haremos el seguimiento y control de los recursos para que Barranquilla siga imparable”.


Esta nueva línea de crédito, cuya intención se oficializa en el marco de la 61a. Asamblea de Gobernadores y la 35a. Asamblea del BID Invest, financiará los proyectos bandera del Plan de Desarrollo 2020-2023, incluyendo obras que no solo seguirán mejorando la calidad de vida de los barranquilleros y contribuirán a la protección de sus ecosistemas, sino que también apoyarán la recuperación de empleos perdidos a raíz de la pandemia y la generación de nuevos puestos de trabajo.

El financiamiento para la primera operación individual sería hasta por 100 millones de dólares, provenientes de recursos directos del Banco, y hasta por 50 millones de dólares con cargo a los recursos del Fondo para la Promoción del Desarrollo (FONPRODE), instrumento financiero de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

Igualmente, el programa también incluiría cinco millones de euros de recursos de donación de AECID para la integración de migrantes en la ciudad, asunto que se abordará de manera transversal dentro de los objetivos específicos del programa.