Una inspección a las redes y a la estación de bombeo de aguas residuales No. 3 de Riohacha, realizó un grupo de líderes y residentes del sector con el secretario de Obras Keider Freyle y el equipo de ASAA, responsable de la operación del sistema de alcantarillado sanitario.

Esto con el fin de verificar el estado en el que están las redes después de denuncias que se hicieron en el sentido de que el alcantarillado sanitario no estaba funcionando y generaba problemas sanitarios a la comunidad, que de manera unilateral decidió cerrar el acceso a por la calle 10A entre carreras 15 y 16.

Durante la inspección se revisaron las redes y el estado de los manholes, además se incluyó una visita a la estación de aguas residuales ubicada en el barrio José Antonio Galán, encontrando toda la infraestructura funcionando de manera correcto, por lo que se descartó que los problemas denunciados por los residentes de la zona se originen en la redes sanitarias.

“A los líderes y residentes que se sumaron a la inspección se les explicó al detalle la función de cada una de los componentes del sistema de alcantarillado sanitario y por qué no era responsabilidad de la empresa operadora las condiciones en las que se encuentra el sector”, explicó ASAA.

El Secretario de Obras, Kedier Freyle, quien lideró la comisión, señaló que el sistema está operando de manera adecuada y procedió a retirar los elementos colocados para evitar el acceso a la calle 10A.

Cabe señalar que la empresa, entre los meses de mayo y julio ha cumplido con los mantenimientos preventivos en las estaciones de bombeo, estaciones elevadoras y los distritos sanitarios, precisamente para la red no se va afectada por las lluvias anunciadas por los expertos y minimizar el inadecuado uso de las mismas.