En el barrio Maximiliano Moscote se instalaron 57 Lámparas mientras que en el sector de Mareigua fueron 50 y 4 reflectores que contribuyen con la seguridad, el medio ambiente y el ahorra de energía en un 65%; su luz proporciona mayor área de cobertura y su mantenimiento es preventivo.

El alcalde José Carlos Molina, continúa llegando a los diferentes sectores en compañía de sus funcionarios y de la empresa contratista Dolmen, para continuar con la modernización del alumbrado público, el cual consiste en la sustitución de las lámparas de sodio por luces LED. Cabe resaltar que hasta el momento se ha logrado instalar 1.500 luminarias de las 6.500 contempladas en el proyecto.

 

         

Cabe resaltar que esta primera fase inició el pasado 27 de noviembre y contempló  los parques Centenario, Sagrado Corazón de Jesús y El Boscán, así como también la troncal del caribe, las calles 9, 10 A,  11, 15 y 17,  las  avenidas: Galán,  Maicaito y Hospital

Durante sus visitas a ambos sectores, Molina Becerra fue portador de buenas noticias; El burgomaestre supervisó la cancha Multifuncional que se ejecuta en el barrio Maximiliano Moscote, la cual se espera inaugurar en este primer trimestre del año. “Esta obra es una realidad, en muy poco tiempo los niños de esta comuna verán materializado su sueño, en mi gobierno las obras no se detienen”. Puntualizó el Mandatario.

 

 

Por otra parte, aseguró a los habitantes del barrio Mareigua que en los próximos días se instalará una alarma comunitaria lo que permitirá combatir cualquier tipo de delitos en esta localidad.