La multinacional minera Cerrejón y su Fundación, se unieron a la jornada de voluntariado ‘Vamos Colombia’ con su programa de voluntariado corporativo. Labor social en la que hicieron parte 200 voluntarios de 22 empresas de distintas regiones del país, las cuales se reunieron en Uribia para convivir, trabajar hombro a hombro y generar confianza con 1.000 personas de las comunidades de la Alta Guajira.

′Vamos Colombia′, es una iniciativa liderada por la Fundación ANDI, USAID y Acdi Voca en la que voluntarios del sector privado, el Ejército Nacional y la Agencia Nacional para la Reincorporación y la Normalización (ARN), se reúnen durante 4 días con comunidades de zonas afectadas por el conflicto, no sólo en La Guajira, sino en distintas zonas del país.

Cerrejón y su Fundación, participaron de manera activa con su voluntariado corporativo de la jornada que fue llevada a cabo en las comunidades indígenas de Maleiwamana, Camino Verde y Arhuatachon, la cual tuvo como objetivo trabajar en obras físicas que generaran soluciones inmediatas para la zona, tales como: mejoras a la infraestructura educativa, dotación de la biblioteca principal, apoyo a un proyecto de artesanías wayuu, construcción de una huerta, preparación y entrega de alimentos a migrantes, talleres de crianza, autocuidado, empoderamiento y finanzas básicas.

200 voluntarios de 22 empresas de distintas regiones del país, hicieron parte de ‘Vamos Colombia’.

“Cada experiencia de voluntariado es única e inolvidable, en esta ocasión fue la oportunidad de integrarnos con otros voluntarios de varias empresas de Colombia bajo una misma causa “La Guajira”, de aprender de sus prácticas de voluntariado, sus lecciones aprendidas y retos y lo más enriquecedor: la fortuna de compartir con las comunidades. Es una permanente invitación a conectarnos con la realidad,  y a desacomodarnos”, manifestó Janneth Daza, directora de la Fundación Cerrejón.

La jornada ′Vamos Colombia′, buscaba generar una transformación en las mentalidades de los participantes hacia una cultura de inclusión y reconciliación, para tal fin el voluntariado fue dividido en frentes de trabajo, además, la convivencia durante el campamento, las actividades de diálogo y reflexión, fueron factores que influyeron  para formar generadores de cambio.

Isabela Barrios, directora de la Fundación ANDI, expresó su complacencia con el resultado de la jornada en La Guajira,  “Esta experiencia ha sido especialmente enriquecedora porque más de lo que vinimos a traer, es lo que nos llevamos de aprendizaje de las comunidades wayuu.