La Registraduría Nacional del Estado Civil buscará jóvenes entre los 18 y 28 años de edad que no hayan tenido experiencia laboral y puedan ser vinculados al servicio público.

Esto para dar cumplimiento al Decreto 2365 de 2019, por lo que solicitó a universidades e institutos de educación superior la remisión de hojas de vida de jóvenes cuyos estudios se encuentren dentro de áreas de conocimiento como Administración, Ciencia Política, Contaduría Pública, Derecho, Economía, Ingeniería, Publicidad, entre otras.

Las universidades deben elegir a  los estudiantes que tengan las más altas calificaciones en su promedio académico y que tengan los mejores puntajes en el examen Saber Pro.

“Vamos a hacer un proceso con transparencia, por eso  ofreceremos cargos a profesionales, cuyas hojas de vida serán enviadas por universidades, y otros cargos de carácter técnico, que serán ocupados por jóvenes cuyos currículos sean enviados por el SENA e institutos tecnológicos y que tengan el perfil que se requiere. Estamos contribuyendo a la generación de empleo, en medio de esta crisis provocada por la Covid-19”, aseguró el registrador Nacional, Alexander Vega Rocha.

Los jóvenes que sean vinculados laboralmente a la entidad  apoyarán, entre otras cosas, la organización logística de las elecciones de los Consejos de Juventud, previstas para el 7 de marzo de 2021. La entidad tendrá en cuenta la paridad de género al momento de la recepción de las hojas de vida y también durante la vinculación del nuevo personal que hará parte del talento humano de la Registraduría del siglo XXI.