Nicolás Díaz, trabaja por el bienestar de las comunidades del área de influencia de Termoguajira.

Después de trabajar como recreacionista en una caja de compensación familiar, Nicolás Díaz Reinoso ingresó a la Cruz Roja Colombiana, y encontró su gran misión de vida: servir a la comunidad.

Por eso, desde hace 9 años con el acompañamiento de la Cruz Roja Seccional Guajira y GECELCA,   se      desempeña como docente desarrollando programas de sensibilización con las comunidades del área de influencia de la central térmica Termoguajira, que les permitan obtener mayor conocimiento acerca de sus derechos y deberes para que de esta forma puedan exigir su cumplimiento.

Su labor ha impactado de manera positiva la vida de niños, jóvenes y adultos, quienes gracias al programa de Responsabilidad Social Empresarial de GECELCA han logrado capacitarse en diferentes temáticas.

Lea también. Gecelca brindó atención en salud a 1.500 guajiros.

El liderazgo de Nicolás ha sido fundamental para el desarrollo de los programas sociales de Gecelca.

Cambio climático, por ejemplo, es uno de los ejes de trabajo donde niños de 7 a 14 años refuerzan sus conocimientos en gestión ambiental e higiene a través de dinámicas lúdicas y recreativas; en materia Derechos Humanos, los líderes comunitarios adquieren conocimientos sobre la protección de los derechos, en especial de las comunidades indígenas tal como lo consagra la Constitución Política Colombiana; y el curso de Prevención y Atención de Desastres, en el cual se hace énfasis sobre el plan comunal y familiar de emergencias.

Actualmente Nicolás Díaz Reinoso, desarrolla talleres de prevención de la violencia en la vereda Casa Japón del corregimiento de Mingueo, en los que madres de familia de las diferentes instituciones educativas de la región adquieren conocimientos sobre los derechos humanos de los niños, valores y estrategias para mejorar su entorno familiar y escolar.

Gracias a esta gestión, las comunidades en las que GECELCA tiene incidencia han recibido formación fundamental que conduce al mejoramiento de las condiciones de su calidad de vida, garantizando el cumplimiento y protección de sus derechos.

“¡Siempre hay una razón para dar un poco más, para servir un poco más!” Nicolás Díaz Reinoso.

Fuente. Oficina de comunicaciones Gecelca.