La historiadora Caridad Brito Ballesteros, fue elegida de manera virtual como la nueva representante del área de Literatura ante el Consejo Distrital de Cultura de Riohacha.

Brito Ballesteros, es afroguajira, historiadora de la Universidad Nacional de Colombia sede Medellín y magíster en Gestión Cultural de la Universitat de Barcelona (España). Actualmente, ejerce como docente en la Universidad de La Guajira y es investigadora en temas de género, patrimonio y afrodescendientes.

La joven es socia fundadora del Club de Lectura Clan Lisho e integrante del Colectivo Afro Mata ‘e Pelo. También ha sido escritora seleccionada en las Antología de Cuentos de La Guajira, Guajira 50 años y Antología Relata del Ministerio de Cultura 2014, y en la Revista Huellas.

Recientemente, publicó el libro: Investigaciones: Jóvenes a la Vanguardia. Y en 2019, fue la ganadora de la XXI Convocatoria Beca De Investigación Cultural Héctor Rojas Herazo.

“Agradezco a todas las personas que votaron y han puesto su confianza en mí, espero cumplir con las expectativas y trabajar por la cultura pero en especial por la literatura. Mis propuestas de trabajo están focalizadas en el diseño y construcción participativa de una política para el área de literatura, promover una política de convocatorias que estimule la difusión de la creación literaria de autores distritales; la gestión para el fortalecimiento de los espacios de formación y el apoyo a espacios de promoción lectora, investigación y difusión de la literatura regional”, manifestó.

Expresó que como ciudadana, historiadora y lectora, conoce las dificultades administrativas que existen en el sector cultural, que marcan los resultados que se tienen y por ello, quiere trabajar de manera articulada con todas las personas que tienen trayectoria en el sector y fomentar a los nuevos talentos, ser una facilitadora.

“Pertenezco a una de las minorías étnicas que da matices a nuestra diversidad cultural y, como mujer, quiero ser parte de una generación que construye una nueva sociedad. Como consejera, quiero consolidarme como un agente activa en la formulación y ejecución de las políticas y la planificación de los procesos culturales y llevar a más ciudadanos conocimientos y herramientas para la promoción y construcción de cultura en entornos de vivencia de los derechos humanos y la transparencia”, expresó poco después de ser elegida.

También indicó que “para mí representa un reto ayudar a construir políticas culturales que beneficien la literatura, construir un diagnóstico y una ruta de trabajo para buen desarrollo de la cultura y socializar a la ciudadanía las propuestas y conclusiones planteadas en las sesiones del Consejo”.