El Consejo de Estado suspendió los actos administrativos por medio de los cuales el Gobierno Nacional fijó los criterios para la exploración y explotación de hidrocarburos en yacimientos no convencionales, a través del llamado fracking.

La decisión estuvo a cargo del Vicepresidente de la corporación y magistrado de la Sección Tercera, Ramiro Pazos Guerrero, quien manifestó que la autorización para que Colombia aplique el fracking podría acarrear grandes afectaciones al medio ambiente y la salud humana.

Ramiro Pazos Guerrero, magistrado del Consejo de Estado.

Para tal decisión, el magistrado anunció que tuvo en cuenta la advertencia de la Contraloría General de la República, en el sentido que era necesario ajustar todas las medidas para autorizar dicha técnica en el país.

“El despacho consideró relevantes las conclusiones del control de advertencia efectuado por la Contraloría en el 2012, en el cual se señaló que el aumento de la sismicidad, la contaminación hídrica y la consecuente afectación de la salubridad provocadas por el fracking eran potencialmente riesgosas, con mayor razón si la técnica se desarrollaba en zonas de áreas protegidas y ecosistemas estratégicos” indica el Consejo de Estado.

En ese sentido, también consideró que no existiendo certezas científica absoluta, ni pruebas mínimas sobre los potenciales daños que podría generar el fracking, lo más adecuado era aplicar la medida cautelar de suspensión provisional.

La Guajira piloto para fracking                       

Tras la decisión del Consejo de Estado quedan paralizadas las pretensiones del Gobierno Nacional de comenzar planes pilotos de fracking en el país, siendo La Guajira uno de los departamentos priorizados para tales fines.

Felipe Bayon, Presidente de Ecopetrol

Ecopetrol que sería el encargado de dichas operaciones, anunció a principio de 2019 que invertiría 500 millones de dólares en el plan piloto Bloque Cesar – Ranchería, ya que allí se encuentra el mayor potencial del país en yacimientos no convencionales, y con lo cual se podría aumentar las reservas pasando de 10 a 35 años.

“La región Caribe ha sido una de las mayores fuentes de gas de Colombia, desde La Guajira en el campo Chuchupa Ballenas, y ahora en Cesar-Ranchería hay un potencial muy grande para generar gas para la región y el país” dijo Felipe Bayón, presidente de Ecopetrol.

También dijo el presidente de Ecopetrol que mientras en Colombia queda suspendida dicha posibilidad, Estado Unidos da pasos importantes e incrementan sus estudios de fracking.

Por su parte, el gobierno que orienta Iván Duque anunció que los planes pilotos lo que buscan es validar el potencial de recursos e información sobre el subsuelo y las condiciones de los acuíferos, datos con los que por ahora el país no cuenta.

Economía vs ambiente

Pese a que la decisión del Consejo de Estado fue aplaudida por las organizaciones ambientalistas del país, las cuales anuncian que la mayor la riqueza es el agua y la minería no puede estar por encima, los economistas han manifestado su preocupación ya que cerrar la posibilidad  del fracking significa que el país perdería a mediano plazo su autosuficiencia energética.

La Asociación Colombiana de Ingenieros de Petróleos anunció “dicha medida constituyo un duro golpe al desarrollo de la actividad petrolera en el país. La consecuencia de esta decisión afecta de manera directa el inventario de recursos disponibles con los cuales podría mantenerse la autosuficiencia petrolera del país”.

Mientras se mantienen las medidas cautelares,  el fraking sigue siendo un tema de debate en diferentes escenarios, entre tanto el Gobierno Nacional se mantiene en la búsqueda de alternativas para alcanzar la sostenibilidad energética del país.

Cesar y el sur de La Guajira son las zonas de mayor potencial de yacimientos del país..