Consciente de que, para cambiar la historia de Riohacha, se requiere antes organizar la ciudad, fortalecer su infraestructura con proyectos estratégicos y recuperar sus espacios para la gente, el alcalde José Ramiro Bermúdez Cotes decidió apostarle a una renovación en la visión de la Secretaría de Planeación con el liderazgo de Fadner Fonseca Vizcaíno, quien ha trabajado incansablemente en estructurar un plan de desarrollo que permita la ejecución de los proyectos y reformas que llevarán a la capital guajira hacia el exitoso cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible para que sus ciudadanos puedan convivir en una ciudad ordenada, amigable y equitativa.

Para el cumplimiento de dichas metas, ha sido importante el accionar que se viene emprendiendo desde la Dirección de Ordenamiento Urbanístico y Espacio Público, adscrita a la secretaría de Planeación, la cual se encarga del diseño de las políticas y proyectos de ordenamiento urbano y rural, especialmente del espacio público, a través del POT (Plan de Ordenamiento Territorial). Por ello, esta sectorial tiene a su cargo la legalización y ordenamiento urbanístico de los asentamientos generados espontáneamente, que han marcado el crecimiento poblacional de la ciudad en los últimos 50 años.

Seguimientos periódicos y operativos de control urbano

En los últimos días, esta dependencia ha llamado la atención de los ciudadanos por los constantes operativos de control urbano que viene adelantando para poner orden y legalidad en los procesos de construcción que se adelantan en el Distrito, pero esta no es su única función; además de ello, esta Dirección es la responsable de otorgar las licencias de urbanismo, de construcción y de administrar los procesos de legalización de predios, medidas y linderos, estratificación, nomenclatura y usos del suelo, con lo cual tiene la potestad para definir los casos de saturación comercial, patrimonio histórico y definición de zonas de alto riesgo.

Por otro lado, es importante que los ciudadanos conozcan las normas urbanísticas y el Plan de Ordenamiento Territorial vigente, soportado en el decreto 078 del 2015, cuyo incumplimiento o trasgresión obligan al Distrito a ordenar la suspensión o sellamiento de las obras de construcción.

Las infracciones urbanísticas que originan las suspensiones de obra son:

  • La demolición total o parcial de las obras desarrolladas sin licencia o ejecutada en contravención a la licencia.
  • La demolición o intervención de inmuebles declarados de conservación arquitectónica sin la licencia respectiva.
  • Parcelar, urbanizar o construir en terrenos aptos para estas actuaciones, sin licencia.
  • Parcelar, urbanizar o construir en terrenos aptos para estas actuaciones en contravención a lo preceptuado en la licencia, o cuando esta haya caducado

También desde esta dirección se vigilan los casos de ocupación indebida del espacio público, como extensiones de techos o carpas, ventas informales, estaciones de comida o, en algunos casos, tiendas o puestos improvisados de diversos artículos, que no cuenten con el permiso o autorización respectiva.

Natalia Romero Mestre, directora de Ordenamiento Urbanístico y Espacio Público.

El equipo humano y su misión

Para liderar estos procesos, el alcalde distrital ha confiado en las competencias y conocimiento técnico de Natalia Romero Mestre, Urbanista de la Universidad de la Salle con especialización en Desarrollo Social de la Universidad del Norte, que hace parte de la primera promoción de urbanistas del país.

Esta mujer riohachera tiene entre sus prioridades sistematizar la gestión documental de la oficina para agilizar los procesos de consulta y atención al usuario, además de promover los programas de mejoramiento integral de barrios y los procedimientos de legalización urbanística para desarrollos de origen informal, con lo cual Riohacha se convertirá en una ciudad con un crecimiento más organizado y planificado.

Sobre su desempeño al frente de la Dirección de Ordenamiento Urbanístico y Espacio Público, Romero Mestre precisó que “Desde esta administración estamos comprometidos en seguir fortaleciendo la participación ciudadana desde la sensibilización y la pedagogía sobre la importancia de respetar las normas y crecer de forma organizada y legal, por eso venimos realizando controles urbanos en todo el Distrito con el fin de recuperar y proteger el espacio público para ponerlo al servicio de todos por igual”.

También enfatizó que “además de las actividades propias del cargo en terreno, también estamos enfocados en prestarles el mejor servicio generando en todo el equipo de trabajo una cultura de valoración a la gestión documental como herramienta para agilizar procesos, por ello, estamos adecuando la oficina y sistematizando los procesos, de manera que se pueda tener un mayor control de la información y atender ágilmente las denuncias y necesidades de la ciudadanía en los términos y plazos legalmente establecidos”.

En ese sentido, para dinamizar los procesos y cumplir con los protocolos de bioseguridad en la pandemia, se habilitó el correo –controlurbano@riohacha-laguajira.gov.co– para brindarle atención al usuario con un tiempo de respuesta no mayor a tres días hábiles.

Por su parte, el secretario de Planeación, Fadner Fonseca Vizcaíno, enfatizó que se cuenta con un equipo de profesionales comprometidos que han llegado a fortalecer el trabajo que se viene haciendo, también invitó a los riohacheros a cumplir con los procesos legales de expedición de licencias para el desarrollo de los procesos de construcción:

“Es necesario que todos contribuyamos con la organización y mejoramiento de Riohacha, por ello invito a los ciudadanos a que realicemos nuestros procesos en el marco de la legalidad. Recordemos que las infracciones urbanísticas no solo generan la imposición de sanciones en dinero, también pueden acarrear la demolición de las obras construidas sin licencia”.

“Cuidar y defender lo que es de todos es una obligación cívica”: José Ramiro Bermúdez, Alcalde de Riohacha.

Para el alcalde José Ramiro Bermúdez ese es el reto, convocar a los riohacheros a ejercer su ciudadanía de una manera más comprometida, cumpliendo y denunciando el incumplimiento de las normas; “Cuidar y defender lo que es de todos es una obligación cívica y es la única manera de que podamos tener una mejor ciudad para todos. No podemos cambiar la historia de Riohacha sin el apoyo de cada uno de sus habitantes, por eso los invitamos a construir juntos y comprender que, cuando le apostamos a la legalidad, ganamos todos”.

Con estos procesos de ordenamiento y reorganización urbana, la alcaldía distrital le está apostando a estructurar las bases para convertir a Riohacha en una ciudad de todos, defendiendo el espacio público y controlando el crecimiento urbanístico para garantizar el mejoramiento continuo de los bienes y servicios para la ciudadanía, y parece que se van obteniendo resultados; las recientes acciones que han llevado a la demolición parcial o total de diversas obras que pretendían adelantarse en contravención de las normas, están demostrando que en la secretaría distrital de Planeación no van a ceder en el cumplimiento de las directrices impartidas por el señor alcalde: “La ley, para beneficio y cumplimiento de todos por igual”.