Sin importar poner en riesgo sus vidas, delicuentes han continuado hurtando los cables de alta tensión de la línea de transmisión de energía Cuestecitas – Cuatricentenario, la cual tiene una potencia de 230.000 voltios, en el departamento de La Guajira. Los hechos se han venido presentando desde hace varios meses en predios rurales del municipio de Maicao, y a la fecha arroja un saldo de 21 torres de transmisión derribadas, más de 50 kilómetros de cable hurtado y daños que ascienden a los 6.000 millones de pesos.

La empresa transportadora de energía de alto voltaje ISA INTERCOLOMBIA, hace un llamado a las personas que manipulan de manera ilegal la infraestructura eléctrica a abstenerse de realizar este tipo de acciones que, además de constituir un delito, ponen en riesgo la vida de quienes las llevan a cabo y de las personas de las comunidades vecinas.

Asimismo, ISA INTERCOLOMBIA invita a los comercializadores formales e informales de chatarra a que se abstengan de comprar los cables de cobre y aluminio, y la angulería de acero; lo cual desincentivará un negocio que además de comprometer vidas, atenta contra la estabilidad del sistema eléctrico en la región, esto como estrategia para contrarrestar este tipo de actos delictivos.

Para hacer frente a estos hechos, ISA INTERCOLOMBIA ha llevado a cabo diferentes tipos de acciones:

• En materia jurídica, ha presentado denuncia penal ante la fiscalía local y trabajará con la Fiscalía General de la Nación, desde su sede en Bogotá, con miras a llevar a los responsables de los ilícitos ante las autoridades judiciales.

• En cuanto al orden público, han coordinado con el Ejército y la Policía acciones para proteger la infraestructura.

• En el frente social, ha establecido una comunicación cercana con la comunidad, para socializar la problemática buscando establecer alianzas que permita hacer frente a este grave problema.

Finalmente, por medio de comunicado de prensa la empresa transportadora de energía de alto voltaje precisó que “manipular o comercializar materiales de la infraestructura eléctrica es un delito y como tal puede acarrear acciones penales. Reiteramos a la comunidad la importancia de denunciar estos actos malintencionados para proteger la infraestructura necesaria para el desarrollo de toda la región”.

Fuente: Comunicaciones ISA INTERCOLOMBIA.